‘Bailando con las estrellas’ arrancó en su estreno con varios traspiés. Caídas de bailarines, una gala sin ritmo, canciones cuestionables o una audiencia floja marcaron su inicio. A pesar de ello, arrasó en redes sociales.

Publicidad

La pista de baile se trasladó rápido a Twitter, donde ‘Bailando con las estrellas’ se convirtió en trending topic. El estreno del programa de TVE se vivió intensamente en la red social, donde no faltaron las críticas. A pesar de que muchos alabaron la vuelta del formato, aún quedan muchos aspectos por pulir.

Entre ellos, la falta de ritmo. Sin duda, la poca agilidad y la lentitud con la que el jurado daba sus valoraciones fue uno de los traspiés más comentados. Los tuiteros no dudaron en señalar que es uno de sus peores detalles. A muchos les sobra tanta intervención del jurado. Otros le hubieran quitado las entrevistas posteriores al baile. Pero todos coinciden en advertir a TVE de que tiene que dar más ritmo al espacio.

Algunos sugirieron que tendría que haber durado más el vídeo de presentación. También reclamaron más tiempo para ver los ensayos de famosos y bailarines.

Y eso que el casting no fue lo más aplaudido. Merche y Bustamante contaron con el apoyo del público antes incluso de salir a la pista de baile. Los cantantes habían levantado mucha expectación, aunque otros sorprendieron más que ellos.

Por orden de aparición, saltaron a bailar Amelia Bono, Manu Sánchez, Javier Hernanz, Patry Jordán, Pablo Ibáñez, Merche, Pelayo Díaz, Topacio Fresh, Fernando Guillén Cuervo, Gemma Mengual, Rossy de Palma y Bustamante.

Éste último fue el más votado por el jurado y uno de los más votados también por el público. Aunque todos destacaron, sin duda las caídas en tres de las actuaciones llamaron especialmente la atención.

La primera, de la bailarina de Manu Sánchez, Mireya. Después, se cayó un cámara de TVE. Y la tercera, la de Fernando Guillén Cuervo. Fueron, sin duda, momentos muy comentados en Twitter.

La elección de la música fue otro de los traspiés de ‘Bailando con las estrellas’. Lejos de escoger canciones más adecuadas a los estilos de baile, quisieron innovar. Y se les fue de las manos en algunas ocasiones. Entre ellas, el pasodoble a ritmo de Nirvana. Algo que pocos entendieron.

Al margen de las habilidades de cada famoso para bailar, el programa destacó por un Roberto Leal que brilló. Acostumbrado ya al prime time, el presentador logró darle el entusiasmo que le faltó al resto. Muchos destacaron su labor al frente de ‘Bailando con las estrellas’. En contraposición, una nerviosa Rocío Muñoz, que aún tiene que hacerse con el programa.

Audiencia floja

Con todo ello, el estreno de ‘Bailando con las estrellas’ llegó flojo en audiencia. El programa, que competía contra ‘Supervivientes’, no pasó del 13,4% de share y de 1.765.000 espectadores.

Un dato no demasiado malo si se tiene en cuenta que su rival es el reality de Telecinco, que no ha perdido una sola noche.

Publicidad

Comentarios