España se encuentra en la actualidad en el puesto 16 de las economías mundiales según su PIB, de acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, el país caerá 10 puestos, hasta el 26, en el año 2050. Una caída que también vivirán territorios vecinos como Italia o Alemania.

Publicidad

Durante estas dos décadas, España vivirá un decrecimiento de la población de un 0,1%, mientras que otros países del globo incrementarán su población por encima del 2%, como Nigeria. Además, el aumento medio del PIB de España hasta 2050 se situará en torno al 1,5-1,4%. Una cifra muy inferior a la de otros territorios como China o India, que superarán el 4%.

La economía mundial podría duplicar su tamaño para el año 2050, suponiendo un crecimiento de políticas que lo fomenten y la retirada sostenida a largo plazo del proteccionismo. En este escenario, los mercados emergentes continuarán siendo el motor de crecimiento de la economía global. Ésta es una de las razones por las que España desciende en el orden internacional, por el rápido ascenso de otros territorios que se encuentran en vías de desarrollo.

Para 2050, las siete principales economías emergentes podrían aumentar su participación en el PIB mundial de alrededor del 35% a casi el 50%. Estos siete países son: China, India, Brasil, México, Rusia, Indonesia y Turquía.

China podría ser la economía más grande del mundo, representando alrededor del 20% del PIB mundial en 2050, con India en segundo lugar e Indonesia en cuarto lugar. De esta manera, arrebatarían el segundo puesto a Estados Unidos, que descendería hasta el tercero. Asimismo, otros mercados emergentes también ocuparán un lugar central, como es el caso de México que podría pesar más en el PIB mundial que Reino Unido y Alemania en 2050.

Por su parte, Vietnam, India y Bangladesh serán tres de las economías que crezcan más deprisa en este periodo. De hecho, para el año 2050, economías emergentes como México e Indonesia probablemente pesen más en el PIB mundial que Reino Unido y Francia, mientras que Pakistán y Egipto podrían superar a Italia y Canadá.

En esta línea, la participación de la Unión Europea en la economía mundial descendería notablemente. En la actualidad, la UE representa el 15% del PIB mundial, mientras que en dos décadas podría encontrarse por debajo del 10%. Es decir, la India pesaría más en el orden internacional que toda la UE.

Publicidad

Comentarios