Los viajes de Imserso, orientados hacia pensionistas, han sufrido un desplome en Cataluña. El 80% de plazas han quedado libres en esta región. No son las únicas compañías turísticas que se han visto afectadas por la inestabilidad política.

Publicidad

Las consecuencias de la situación política en Cataluña siguen afectando a su economía. Tras la fuga de miles de empresas, esta vez el sector que se ha visto perjudicado ha sido el del turismo.

Los viajes del Imserso, que son viajes destinados a pensionistas para mantener la actividad hotelera en temporada baja, ha sufrido un caída en picado. Concretamente el 80% de los viajes se han quedado sin reservar, una situación que no había ocurrido en aproximadamente cuatro décadas. Esto es excepcional ya que en otros años los destinos catalanes en la costa se han llenado en apenas un par de semanas.

El desplome del turismo sólo se ha producido en Cataluña, ya que el resto de destinos de Imserso sí que se han llenado como es normal.

Ante esta noticia, la presidenta de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (Asacat) ha afirmado que “ha llegado el momento de dar la vuelta a la situación, dejar atrás la crisis gravísima que hemos atravesado y ponernos a trabajar para recuperar el turismo y dar estabilidad, confianza y seguridad a la imagen de Cataluña en España y el mundo entero”.

En las redes sociales muchos usuarios han mostrado este desplome económico como consecuencia de la irresponsabilidad del independentismo en Cataluña.

No solo es el plan Imserso, sino todas las empresas turísticas en Cataluña las que han sufrido pérdidas. Si se mantienen estas cifras tan bajas el PIB turístico regional podría perder casi 1200 millones de euros. Además según el lobby Exceltur (formado por compañías turísticas) han confirmado que hay una caída de reservas de viajes y alojamiento que podría alcanzar el 30% del negocio turístico.

Publicidad

Comentarios