Ryanair está dispuesto a sacar tajada de las cancelaciones de sus vuelos con un nuevo negocio-estafa. Facua ha denunciado que la compañía anula el viaje y, además, cobran los gastos de gestión.

Publicidad

La compañía Ryanair ha anunciado nuevas cancelaciones de sus vuelos, lo que ha provocado el caos entre sus viajeros. Unos pasajeros que en algunos casos están pagando los gastos de gestión que suponen el cambio a otro vuelo. Algo completamente ilegal.

Facua ha denunciado la situación, asegurando que hace negocio con las cancelaciones cobrando un recargo que, recuerdan es ilegal, por reubicar al pasajero en otro vuelo.

Fomento ya ha anunciado que actuará con “contundencia” frente a Ryanair y ha dejado claro a los pasajeros afectados por las cancelaciones que la compañía no puede cobrar ningún gasto de gestión por elegir la opción de reubicación en otro vuelo en lugar de aceptar el dinero y cancelar el viaje.

Sin embargo, Ryanair parece no darse por enterado. Tras cancelar más de 2.000 vuelos entre septiembre y octubre, ahora suma otros 18.000 anulados desde noviembre hasta los primeros meses de 2018. La empresa ya ha sido denunciado por haber tergiversado los derechos de los pasajeros para evitar pagarles las compensaciones e indemnizaciones a las que tienen derecho por haber sufrido la cancelación de su vuelo.

Aunque la multa a Ryanair podría ascender a los 4,5 millones de euros, lo cierto es que Facua la considera ínfima y muestra su preocupación ante la posibilidad de que las cancelaciones aumenten en los últimos meses, y con ello el número de afectados.

Publicidad

Comentarios