Arranca este lunes el juicio por el ‘otro 1-O’. El que se vivió entre la cúpula de los Mossos. El exmayor del cuerpo Josep Lluís Trapero y sus jefes se enfrentan a 11 años de prisión por rebelión.

Publicidad

La Audiencia Nacional se encargará desde este lunes de juzgar a los otros protagonistas del 1-O, los Mossos. La Fiscalía lo tiene claro. La cúpula del cuerpo, con Trapero como mayor en aquel momento, no solo no hizo nada para frenar el referéndum ilegal sino que se puso a los Mossos «al servicio del plan secesionista». Tanto en el 1-O como unos días antes, durante los registros en la Consejería de Economía.

Por eso, la cúpula de los Mossos se sienta en el banquillo desde este lunes. Y lo hacen cuando el Supremo ya dictó sentencia contra los líderes políticos del 1-O. Algunas de esas cuestiones que ya fueron sentenciadas afectan directamente a quienes serán juzgados ahora. El Supremo, por ejemplo, dictaminó que el operativo de los Mossos fue «a todas luces insuficiente». Algo que jugará en contra de Trapero.

A su favor, que asegurará, como ya hizo en el anterior juicio, que advirtió a Puigdemont y Forn del riesgo de violencia si se continuaba con los planes de referéndum. También, que les dejó claro que no se saltaría la ley. Y, una vez declarada de manera unilateral la independencia, se puso a disposición de la Justicia para detener al entonces presidente de la Generalitat y sus consejeros.

La Fiscalía acusa de rebelión a Trapero y el resto de la cúpula de los Mossos. Y para ellos pide 11 años de prisión.

104 testigos

Como si de versión 2.0 del juicio por el 1-O fuera, por la Audiencia desfilarán hasta 104 testigos. Del ámbito político acudirán el exvicepresidente Junqueras, el exconsejero de Interior Forn, el líder de la ANC, Jordi Sánchez, o el expresidente Artur Mas.

También han sido llamados a declarar decenas de mandos y agentes de los Mossos. Entre ellos, Ferran López, el sucesor de Trapero. Éste fue cesado al aplicarse en Cataluña el artículo 155 de la Constitución. O el coronel Diego Pérez de los Cobos, coordinador del operativo para impedir el 1-O. Sus versiones en el juicio en el Supremo fueron tan dispares, que la defensa de Forn llegó a pedir un cara a cara entre ellos.

Publicidad

Comentarios