Pedro Sánchez recibirá hoy una doble felicitación. Con motivo del Día del Padre, sus hijas, Ainhoa y Carlota, de 13 y 11 años de edad respectivamente, habrán sido las primeras, probablemente, en animarle el día y, seguramente, en regalarle un detalle.

Publicidad

Ya lo hicieron cuando Sánchez se enfrentó a su primer Consejo de Ministros. Entonces, Ainhoa y Carlota le dejaron un folio con dos bonitos mensajes: “Hola, soy yo y te quiero mucho papi”. Y “te quiero y mola mucho”. Una tierna sorpresa que se hizo viral en Instagram, después de que el propio Sánchez lo compartiera con sus seguidores.

Las dos hijas de Pedro Sánchez son sus ‘caprichitos’ y no ha dudado en apoyarse en ellas en sus momentos más importantes y difíciles. Aunque procura no aparecer con las pequeñas mucho en público, éstas no han faltado a algunos mítines de su padre.

Risueñas, se han dejado fotografiar. Las dos han sido protagonistas también del libro ‘Manual De Resistencia’. Cuenta Sánchez en sus páginas que le pidiendo no trasladarse a Moncloa hasta que pasara el verano tras salir elegido presidente del Gobierno.

Vida discreta

Desde que se presentara como candidato, siendo después líder de la oposición y más, tarde, presidente del Gobierno, Sánchez ha procurado llevar una vida privada muy discreta.

Aunque ha sido fotografiado junto a sus hijas en varias ocasiones, éstas no han participado de la actividad pública de su padre. Solo han acudido a algún acto puntual. Siempre acompañadas por su padre, Begoña Gómez, quien ha estado arropando a su marido siempre que ha podido.

En estos algo más de ocho meses de Gobierno, Sánchez no ha dudado en llevarse a su mujer a algunos de los compromisos más importantes fuera de España. Entre ellos, un viaje a EEUU en el que Begoña compitió en estilo con Melania Trump, esposa del presidente americano.

Pese a ser las hijas del presidente del Gobierno, Ainhoa y Carlota llevan una vida muy parecida a la de sus compañeros de clase y edad. Eso sí, con algún que otro privilegio. Como poder acudir a hacer el tour del Palacio Real una vez se ha cerrado al público. Algo que hicieron junto a su madre el pasado mes de enero.

Publicidad

Comentarios