El 26M está ya a la vuelta de la esquina y los candidatos echan el resto para convencer a los votantes. Todos ellos participaron en el debate de candidatos al Ayuntamiento de Madrid, emitido en Telemadrid. En él, PP y Cs hicieron frente común contra Carmena.

Publicidad

Los candidatos al Ayuntamiento de Madrid, a excepción de Begoña Villacís, ingresada en el hospital por un cólico nefrítico, se vieron las caras en un debate a seis en Telemadrid. La recta final hacia el 26M no dejó un claro ganador aunque sí una enemiga común para PP y Cs, Manuela Carmena. La alcaldesa se convirtió en el centro de la diana en los ataques de ambos partidos. Tanto es así que, en algunos momentos, incluso se quedó sin respuestas.

Serena, tranquila y escuchando las críticas, Carmena decidió no bajar al barro y no se defendió de las acusaciones. Decidió, por el contrario, ensalzar su gestión y acusó a sus rivales de tener “un gran desconocimiento del trabajo del Ayuntamiento”. También de “mentir en general”.

El debate dejó claras las posturas de ambos bloques. El centro derecha, representado por José Luis Martínez-Almeida (PP) y Silvia Saavedra (Cs), se mantuvo unido contra Carmena. Hicieron frente común. Por el otro lado, el socialista Pepu Hernández decidió ir en solitario. Se dedicó a leer sus propuestas y ofrecer, eso sí, un pacto de izquierdas a Carmena y a Carlos Sánchez Mato, candidato de Madrid en Pie.

Sí se mostraron unidos en algunos momentos Mato y Hernández para arropar a Carmena de los ataques de PP y Cs.

Por su parte, Ortega Smith también voló en solitario. Vox ha decidido no hacer frente común con la derecha, intentando rascar así votos a populares y Ciudadanos.

Impuestos y ‘operación Chamartín’

Sí se unió Vox a PP y Cs al asegurar que bajarían los impuestos. Todo el bloque de derecha coincidió en este punto si gobernaban.

La limpieza fue otro punto que sirvió para atacar a Carmena. La alcaldesa admitió que la situación es mala, aunque había mejorado. Y recalcó que el problema era heredado: “Cuando llegamos al Ayuntamiento nos encontramos los peores contratos de limpieza hechos por el PP. Eran baratos pero no se limpiaba. Contratos en el que los contratistas no tenían la obligación de hacer una limpieza diaria. Contratos bloqueados hasta 2020”. Un momento que Carmen aprovechó para asegurar que incrementaría en 3.000 los operarios de limpieza en la próxima legislatura.

Madrid Central también protagonizó el debate en otro momento dado. La izquierda defendió que era una medida por la salud. La derecha, en cambio, consideró que se trata de un “parche” que está provocando “perjuicios a los comerciantes”. Cs propone reformularlo y PP y Vox se han comprometido a eliminarlo.

Por último, no podían dejar pasar la ‘operación Chamartín’. Carmena se escudaba en el PSOE para no aprobar el plan urbanístico, bloqueado desde hace 25 años. Saavedra criticó a la alcaldesa por “querer colectivizar su fracaso” reuniendo a los grupos para ver si querían aprobarlo o no. Y Martínez-Almeida la acusó de haber dejado en el aire 120.000 empleos.

Publicidad

Comentarios