Pedro Sánchez ha anunciado ya que impulsará hasta 8 grandes pactos de Estado en esta legislatura que acaba de comenzar. Entre ellas, una ley de Educación o un nuevo sistema de financiación autonómica.

Publicidad

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha dirigido a los socialista del Congreso, el Senado y el Parlamento en una reunión del grupo previo a la constitución de las Cortes.

En ella, ha agradecido el aval mayoritario de los españoles. Pero también ha reivindicado ese apoyo para impulsar una “agenda de progreso” basada en 8 pactos de Estado. Algunos de ellos, de los que se quedaron en el tintero en sus diez meses de gobierno.

Educación

Sánchez propone acabar con la imposición de la Lomce. Una ley educativa salida del Gobierno del PP, gracias a su mayoría absoluta. El líder del PSOE buscará un consenso para no cambiar de ley de Educación en cada legislatura.

Estatuto de los trabajadores

El PSOE buscará un nuevo acuerdo que acabe con la reforma laboral que impuso el PP en el año 2013.

Pensiones

Sin duda, uno de los temas que más preocupan en la nueva legislatura son las pensiones. Sánchez promete defenderlas “como un derecho y no una mercancía”. Promoverá su sostenimiento y su revalorización conforme al IPC.

Transición ecológica

Para concebir el cambio climático como una oportunidad para promover una energía y un clima sostenibles.

Feminismo

Sánchez se presentará con una agenda feminista, que acabe con la brecha salarial. Y que culmine, además, con el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Jóvenes

Pondrá en marcha, entre otras cosas, una política de vivienda que la conciba como un derecho y no como un lujo. Permitiendo así a los jóvenes a poder independizarse antes.

Muerte digna

En esta legislatura quiere que tenga cabida también “nuevos derechos”. Entre ellos, el de la eutanasia y el de la muerte digna.

Autonomías

Sánchez quiere reforzar el Estado autonómico, algo clave para la cohesión social y territorial. Se compromete a defender el Estatuto de Autonomía catalán como salida a la crisis. Y también a promover la reforma de la financiación autonómica, que dejaron de lado en sus diez meses de Gobierno por, precisamente, falta de tiempo.

Publicidad

Comentarios