El ministro José Luis Ábalos no ha dudado en acusar a Díaz Ayuso de alentar las manifestaciones «sin distancia social» para «tumbar al Gobierno» de Sánchez. La guerra entre el Ejecutivo estatal y el de Madrid va en aumento.

Publicidad

La ruptura entre el Gobierno de Sánchez y el de Díaz Ayuso es completa. Si al principio de la pandemia parecían ir de la mano, ahora las posturas están totalmente enfrentadas. Mientras el Ejecutivo de Madrid acusa al estatal de no ser claro y negar el pase a la fase 1 por motivos estrictamente políticos, ahora el ministro Ábalos hecha más leña al fuego y acusa a Ayuso de alentar las manifestaciones sin «distancia social». Todo con el objetivo de «tumbar al Gobierno».

Ábalos no ha dudado en señalar a Ayuso como la responsable de «convocar manifestaciones en la calle sin ninguna distancia social». Con el objetivo, dice, no de «reivindicar ni protestar» sino de «tumbar al Gobierno».

En una entrevista para ‘Los desayunos de TVE’, Ábalos ha instado a la presidenta madrileña a actuar como «un gobernante responsable». «Tiene que estar pensando en cómo mejorar las cosas y no cómo empeorarlas», ha dicho.

Por eso, ha insistido en que se abran los centros de Atención Primaria. El fin es contar con un sistema preventivo «y garantizar los recursos necesarios» por si hay un rebrote. «Es mucho más eficaz» que convocar a manifestaciones.

«Es evidente que ese lenguaje y esas manifestaciones responden al lenguaje político. Cualquier persona en España que no tenga interés en una opción política sabe perfectamente cual es la situación de España y de Madrid, que se convirtió en el epicentro de la pandemia», ha sostenido Ábalos.

El ministro se ha defendido también de las acusaciones de Ayuso, quien asegura que el pase a la fase 1 de Madrid se ha negado por motivos políticos. Y no por criterios sanitarios. «Si la situación en Madrid, con lo que representó en número de contagios, fallecimientos, la presión que hubo sobre el sistema hospitalario no ha sido igual que al resto de España. Nadie entendería que el resto de España este también homologado a Madrid. Solo un criterio político podría entender eso: desde una perspectiva técnica, no», ha justificado.

En esta línea, Ábalos ha insistido en que Ayuso ha recibido un informe detallado. En él se alaba el esfuerzo de la región. Pero también se pide guardar «prudencia». El ministro no ha dudado en poner a Barcelona como ejemplo. «Ha estado proponiendo seguir en la fase en la que está», ha dicho. Y ha recordado que la intención es pasar de fase a Madrid «pero no de forma irresponsable».

Manifestaciones

Desde hace más de una semana, las manifestaciones y protestas se repiten. Lo que comenzó como movimiento en la calle Núñez de Balboa de Madrid, en el lujos barrio de Salamanca, se ha extendido a otros sitios.

Este domingo, por ejemplo, una multitud de personas protestaron en diferentes capitales de España. Alrededor de 200 acudieron a la sede del PSOE, en la calle Ferraz, al grito de «Sánchez dimisión».

Otros se concentraban alrededor de la casa que el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero tienen en la localidad madrileña de Galapagar. Las protestas y caceroladas arrancan ya de manera diaria en balcones y diferentes puntos de la geografía española a partir de las 21:00 horas.

Publicidad

Comentarios