El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha vuelto a dar una versión diferente de su encuentro con Delcy Rodríguez, número dos de Nicolás Maduro. Ahora, asegura que solo «saludó» a ésta y que ese encuentro duró 25 minutos.

Después de dos días de polémicas, contestaciones irónicas y versiones que se iban ampliando, José Luis Ábalos se sentaba frente a Ana Pastor en ‘El Objetivo’ de La Sexta. Y de nuevo cambiaba su versión de su encuentro con Delcy Rodríguez, número dos de Maduro. En esta ocasión, el ministro ha asegurado que solo la saludó durante 25 minutos. Entres esos «20 y 25 minutos», decía Ábalos, no tuvieron tiempo de «tratar nada».

Ábalos ha explicado que dos horas antes de ir a recibir al ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, recibió un aviso del ministro Grande Marlaska. Éste le pedía que se asegurara de que la vicepresidenta venezolana no entraba en España.

Según Ábalos, acudió al aeropuerto en su coche particular. Y, desde la pista, subió al avión privado donde se encontraban ambos dirigentes chavistas. «Me la presentaron y fue una situación un poco violenta», decía en televisión Ábalos. Asegura que se saludaron y le recordó que no podía entrar en España.

El ministro ha negado que Rodríguez estuviera doce horas en Madrid. Y ha asegurado que le contó que cogería otro vuelo para Turquía porque «el avión llegó con demora y los pilotos decidieron que tenían que descansar».

«No tocó suelo español», insistía Ábalos en la entrevista. Y asegura que se siguieron las recomendaciones de la policía de fronteras para que esto no sucediera. «Estuvo donde la policía habilitó y dice que es frontera. No intervine», decía tajante. Eso sí, no detallaba el momento en que Rodríguez cogió el otro vuelo.

Sanciones de la UE

Las sanciones de la UE impiden la entrada y el tránsito de la vicepresidenta de Maduro a suelo europeo. Fue incluida en junio de 2018 en la lista de personas sancionadas por su complicidad con la represión de Maduro.

Ábalos asegura que el Gobierno no ha incumplido la normativa europea. «Al contrario, hemos asegurado que se cumpliera», ha dicho.

En la entrevista, Ábalos aseguraba también no haber cambiado de versión. Algo que no cuadra con sus primeras declaraciones. Y es que en un primer momento, el ministro negó los hechos. Después, aseguró que podía verse con quien quisiera.

Ante lo sucedido, la oposición ya ha pedido la comparecencia de Ábalos en el Congreso. El ministro dice que no tiene «ningún problema» pero que no ve «motivos» para ello». «No he hecho mal. He prestado servicio a mi país», ha dicho.

Comentarios