José Luis Ábalos ha estallado en el Congreso a cuenta del ‘Delcygate’ y contra el PP, rescatando el 11-M y el Yak-42 para atacar a los populares. Un nuevo y duro choque entre oposición y Gobierno.

Publicidad

La sesión de control al Gobierno de este miércoles volvía a tener en José Luis Ábalos a su protagonista principal. El ‘Delcygate‘ sigue generando duras broncas entre Gobierno y oposición. Hasta el punto de que el ministro de Transportes estallaba contra los populares rescatando el 11-M y el Yak-42 para atacarles.

Sin duda, ha sido el choque más duro de cuantos ha protagonizado Ábalos hasta ahora. Era el diputado del PP Andrés Lorite el que preguntaba de nuevo al ministro sobre la presencia de Delcy Rodríguez en Barajas. Como era de esperar, volvía a reclamarle su dimisión.

De primeras, Lorite preguntaba al ministro si ordenó que se habilitara una zona especial en Barajas para la vicepresidenta venezolana. Ábalos respondía contundente: «La respuesta es clara y rotunda: no». Sin embargo, Lorite le aseguraba que «incurre en una mentira tras otra, debe irse». Algo que colmaba la paciencia de Ábalos, que estallaba.

Primero, afeaba a Lorite que volviera cuestionar el asunto después de haber perdido una reprobación contra él. Después, llegaban los reproches más duros, acusando al PP de ser «el partido de la mentira». Y rescatando dos de los peores acontecimientos de la historia de España.

«¿Y ustedes hablan de la mentira? ¿El partido de la mentira que nos hizo pensar a toda España y al mundo que el peor atentado de la democracia lo hizo ETA para salvarse?», decía, en referencia al 11-M. «Ustedes que no quisieron identificar a los soldados del Yak-42… ¿Ustedes son el partido de la verdad?», incidía.

Gritos de dimisión

Las preguntas acusatorias de Ábalos provocaban grandes protestas en la bancada popular. De nuevo se oyeron gritos de «dimisión» dirigidos al ministro.

A su vez, los diputados del PSOE y Podemos se ponían de pie para apoyar a Ábalos. Éste soportaba la escena con una sonrisa en la boca.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tenían que intervenir para poner orden y permitir que Ábalos terminara su réplica. Éste aprovechaba para recriminar al PP «sus nuevas formas», que se basan, ha dicho, en «no dejar hablar». «Es la primera vez que sucede en esta cámara», señalaba.

Publicidad

Comentarios