El ministro José Luis Ábalos ha avisado ya que el regreso de las actividades no esenciales tras Semana Santa será «escalonado». Regresarán, ha dicho, por orden en función de su importancia social y económica.

Publicidad

El próximo 9 de abril se pone fin, en principio, a la prohibición de todas las actividades no esenciales. Una medida que se realizó aprovechando el parón de la Semana Santa, que comienza este jueves. Aunque muchos creen que el próximo lunes o martes, -dependiendo de la comunidad autónoma-, podrán volver a sus trabajos, José Luis Ábalos ya ha avisado de que ese regreso será «escalonado».

Se atenderá, ha dicho en rueda de prensa, a criterios «de salud pública y económicos». «Debemos volver a la actividad preservando la seguridad y estamos ya analizando cómo llevarlo a cabo», ha anunciado el ministro.

Para determinar cómo y en qué orden se producirá esa vuelta, Ábalos ha apuntado a la «relevancia de los distintos sectores desde el punto de vista tanto económico como social». También las posibilidades de organizar el trabajo de forma que se respeten las distancias entre trabajadores.

«Encaramos una fase, no obstante, requiere tanta o más disciplina que la anterior», avisaba Ábalos. «A partir de Semana Santa se abre un nuevo escenario», anunciaba. En él, «se vuelve a la primera situación del estado de alarma». Este nuevo panorama empieza el 13 de abril, tras los días festivos de Semana Santa. Entonces, «se evalúa la vuelta de la actividad de forma escalonada».

De momento, eso sí, no se han dado más detalles, ya que el Gobierno sigue trabajando en ese plan de vuelta. Con él regresarán trabajos como los de los obreros, la metalurgia o las empleadas de hogar.

Movilidad

Respecto a la movilidad, Ábalos ha indicado que el transporte urbano y metropolitano se «adecuará» a la escalonada reactivación de la actividad. «La movilidad de proximidad se adecuará a la actividad, se estructurará en función de las actividades que se puedan permitir», ha dicho.

En los transportes de media y larga distancia «se seguirá manteniendo cierto rigor» porque, ha asegurado, «no es lo prioritario».

Ábalos ha querido recordar que aunque los datos son buenos, España está aún en la fase de contención de la pandemia. Y que es preciso por ello «poner en valor lo conseguido hasta ahora en materia de contención de la movilidad». «Cualquier medida apresurada puede dar al traste con todo lo logrado», ha advertido.

Publicidad

Comentarios