Plácido Domingo es el último famoso en el punto de mira por acosar sexualmente a nueve mujeres. Durante 30 años, el cantante de ópera habría mantenido esta conducta.

Publicidad

Director de la Ópera de Los Ángeles y uno de los mejores cantantes de ópera de todos los tiempos, Plácido Domingo lidia ahora con hasta nueve acusaciones de acoso sexual. Ocho cantantes y una bailarina han relatado cómo fueron acosadas sexualmente por el artista durante los últimos 30 años. Y es que los hechos comenzaron a finales de los 80. Las nueve mujeres han dado su testimonio a la agencia de noticias Associated Press.

Todas ellas han relatado que fueron acosadas sexualmente por Plácido Domingo en encuentros que tuvieron lugar en sitios que incluían compañías de ópera donde ocupaba altos cargos.

Una de las mujeres aseguraba que Domingo le pasó la mano por la falda. Otras tres han afirmado que les forzó a besarle en los labios. A una, en un vestidor, a otra en una habitación de hotel y a la tercera en una reunión para almorzar.

“En un almuerzo de negocios no es extraño”, ha dicho una de las cantantes. “Alguien que intenta sostener su mano durante un almuerzo de negocios es extraño, o poner su mano sobre su rodilla es un poco extraño. Siempre te estaba tocando de alguna manera y siempre te besaba”, aseguraba.

La agencia, por el momento, solo ha dado el nombre de la mezzo-soprano Patricia Wulf. El resto de mujeres permanece en el anonimato.

Además de estas nueve mujeres, otras seis han asegurado que Plácido Domingo las incomodaba con sus propuestas. Una de ellas, cantante, ha dicho que la invitó a salir varias veces después de contratarla para que cantara con él en 1990.

También han hablado otras tres docenas de cantantes, bailarines, músicos de orquesta, profesores de canto y hasta un administrador. Ellos han contado haber presenciado un comportamiento sexual inapropiado de Plácido Domingo. Aseguran que perseguía mujeres más jóvenes.

La respuesta de Domingo

Tras las acusaciones, Plácido Domingo no ha querido responder a las preguntas de la agencia. Pero sí ha emitido una declaración. “Las acusaciones de estas personas anónimas que se remontan hasta tres décadas atrás son profundamente preocupantes y, tal como se presentan, imprecisas. Aún así, es doloroso oír que he podido molestar a alguien o hacerles sentir incómodos, da igual cuánto tiempo haga de ello y a pesar de mis mejores intenciones. Creo que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre aceptadas y consentidas. La gente que me conoce o que ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que pueda hacer daño, ofender o avergonzar a alguien de manera intencionada”.

“Sin embargo”, continúa la respuesta de Domingo, “reconozco que los baremos por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de como eran en el pasado. He sido bendecido y privilegiado de haber tenido una carrera de más de 50 años y me ceñiré al más alto estándar”.

De las nueve mujeres, siete de ellas han declarado que sus carreras se vieron perjudicadas tras rechazar las proposiciones de Domingo. Algunas han afirmado que las promesas que él les hacía nunca se materializaron.

Patrones similares

Las historias de las mujeres comparten patrones similares. Contaban que Plácido Domingo contactaba con ellas constantemente. A menudo, las llamaba a casa a altas horas de la noche. Expresaba su interés en sus careras y las instaba a que le conocieran en privado. También las invitaba a su apartamento o a una habitación de hotel. El pretexto siempre era ofrecer asesoramiento profesional.

De todas ellas, dos han dicho que cedieron en alguna ocasión a las proposiciones de Domingo. Una contaba haber tenido relaciones sexuales con el cantante de ópera dos veces.

Publicidad

Comentarios