Alfonso Alonso ya no será candidato a lehendakari por el PP. Pablo Casado decidía fulminarlo tras negarse Alonso en redondo a ceder en las listas tras el pacto electoral con Ciudadanos.

Publicidad

Después de varios días de incertidumbre, Pablo Casado comunicaba este pasado domingo a Alfonso Alonso que no será candidato a lehendakari en la coalición PP-Cs para las elecciones del 5 de abril. Pero, ¿qué ha pasado para que tomara esta decisión?

Poco antes de la rueda de prensa en la que García Egea comunicaba la decisión del PP, Alfonso Alonso se había reunido con él y con el vicesecretario Antonio González Terol. Debatieron sobre la crisis interna del PP vasco y las condiciones finales del acuerdo con Cs. Y constataron que no había acuerdo entre ellos por las listas electorales.

Alonso ya criticó hace unos días que quisieran imponer en Álava y Vizcaya a gente de Cs. Y no quería ceder de nuevo, después de que Casado impusiera sus nombres en las generales. Por eso, Alonso pidió que no fuera la dirección nacional la que pilotara la designación de los puestos. Sin embargo, en Génova no quisieron renunciar a ello, según publica este lunes el diario ‘El Mundo’.

El enfrentamiento por las listas hizo que el cese de Alonso cayera por su propio peso. «Así no podíamos hacer campaña», dicen desde el equipo de Casado.

García Egea apuntaba que la destitución como candidato se hizo «de mutuo acuerdo». Pero decidió no explicar el por qué. «Preferimos quedarnos en las buenas palabras», dijo. Pero desde el PP vasco aseguran que fue una decisión unilateral y fulminante de Casado porque Alonso quería pilotar las listas y Génova no le dejaba.

A todo ello se une que Alonso no quiso reunirse el pasado viernes con la dirección nacional. Y que el PP vasco publicara un tuit en el que se tildaba el acuerdo con Cs de «inasumible» terminó de colmar la paciencia de Casado.

Divididos

Alfonso Alonso seguirá siendo presidente del PP vasco, ya que su relevo está por ver aún. Su queja contra el pacto se considera «lógica» entre los suyos, lo que divide a los populares vascos. La mayoría opina que tendría que haber tenido más protagonismo.

Sin embargo, Alonso no avisó a sus dirigentes de que iba a declararse en rebeldía. Por lo que el PP vasco queda más dividido que nunca. Uno opinan que la confluencia les resta votos y no se está respetando al partido. Otros se alzaron contra Alonso «por poner en riesgo el futuro de la centro derecha».

Lo cierto es que sea como fuere, Alfonso Alonso ya no será candidato a lehendakari. Le sustituirá Carlos Iturgaiz, quien en su momento apoyó a Saénz de Santamaría en las primarias. Y es que Casado quiere reagrupar a su partido.

Publicidad

Comentarios