Alicante es ya la primera ciudad de España en suspender la Semana Santa por el coronavirus. Las procesiones llegan a reunir a 10.000 personas y se quiere evitar el contagio masivo.

Publicidad

No habrá Semana Santa en Alicante. La ciudad es ya la primera que ha decidido suspender las procesiones y todos los actos festivos de la misma. Lo decidieron por unanimidad las 28 hermandades de la localidad para prevenir los contagios del coronavirus.

La Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Alicante se reunía este pasado jueves por la tarde en asamblea. Y decidía la suspensión de los pasos y todas las celebraciones previas, por lo que no habrá Semana Santa en Alicante.

Se cancelan así hasta 60 pasos que reunían a unos 2.400 costaleros. Las procesiones congregan a una media de hasta 10.000 personas, incluidos músicos, nazarenos y distintas autoridades de las hermandades. Además de los asistentes.

A poco más de dos semanas para las celebraciones, se toma una decisión sin duda controvertida pero necesaria. El consenso al que llegaron las cofradías ha sido de lo más destacado, ya que todos estaban de acuerdo en la cancelación. Todo ello por el «sentido de la responsabilidad» de las hermandades.

Alicante pierde por primera vez uno de sus mayores atractivos turísticos, que cada año atrae a miles de personas.

De momento sí sigue en pie la romería al monasterio de la Santa Faz. La tradición cristiana asegura que allí se guarda desde hace siglos uno de los pliegues del sudario con que la Verónica secó el rostro de Cristo en su camino al monte Calvario. Esta peregrinación se celebra el segundo jueves posterior a Semana Santa y participan hasta 250.000 fieles.

Semana Santa en España

De momento, Alicante es la primera en suspender la Semana Santa, pero se espera que otras ciudades hagan lo mismo.

Preocupa especialmente en Sevilla, donde más tradición hay y donde más turistas se reciben. Aunque no se sabe qué pasará, de momento el Consejo General de Hermandades y Cofradías ha suspendido el Pregón de la Semana Santa.

Lo iba a pronunciar Julio Cuesta el próximo 29 de marzo en el Teatro de la Maestranza. Entienden que tras cerrarse todos los espacios escénicos, «lo más sensato» es cancelar este tradicional acto del Domingo de Pasión.

Se trata de una medida histórica, pues este acto se celebra de manera ininterrumpida desde 1937. Ni siquiera los años de la guerra lo paralizaron.

Publicidad

Comentarios