Ana Botín es la mujer más poderosa del mundo. Así lo afirma la prestigiosa revista ‘Fortune’, que eleva a la presidenta del Banco Santander a lo más alto de su lista anual.

Publicidad

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, es la mujer más poderosa del mundo según la revista ‘Fortune’. En una nueva edición del ranking que clasifica a las 50 mujeres más influyentes del mundo, la española se eleva a lo más alto. Algo que han celebrado desde el perfil en redes sociales de la entidad bancaria.

“Felicidades a todas las mujeres poderosas nombradas por la lista de @FortuneMagazine y en especial a nuestra presidenta ejecutiva @AnaBotin, que ha sido reconocida en la primera posición por su liderazgo en Santander”, escriben.

Junto a Botín, en el podio se sitúan la consejera delegada de GlaxoSmithKline, Emma Walmsley, y la presidenta de Gree Electric Appliances, Dong Mingzhu.

La presidenta del Banco Santander regresa al puesto número uno tras haber ocupado el segundo el año pasado. La revista ‘Fortune’ destaca el sólido empeño del banco a nivel mundial durante el año 2018. Un periodo en el que sus ingresos ascendieron a 48.424 millones de euros.

“Este crecimiento se ha conseguido en buena medida gracias a la actividad del banco en Latinoamérica y se ha apoyado en una reducción de costes en Europa”, dice la revista al respecto.

La publicación destaca también el “progreso” conseguido desde que Ana Botín llegó a la presidencia. Fue en el año 2014 y se reforzó así “el capital del banco”. Ha conseguido “aumentar la vinculación de los clientes y digitalizar las plataformas”.

En el quinto aniversario de su mandato, Botín sube así de nuevo al puesto de mujer más poderosa del mundo. Sin duda, los buenos resultados han contribuido a ello. Ante una reciente presentación a los inversores, resaltaban que el beneficio en estos cinco años ha crecido un 87%. La rentabilidad ha aumentado además en 210 puntos básicos. El grupo ha reforzado también su nivel de capital.

Influencia femenina

La lista de las mujeres más poderosas del mundo que elabora ‘Fortune’ se ha convertido en un termómetro de la influencia femenina en los negocios y las grandes empresas. La revista pone de manifiesto que en 2019 solo 14 mujeres encabezan alguna de las 500 mayores compañías del mundo.

Algo que representa un ligero incremento frente al año anterior, cuando eran 12. Pero muestra también que hay mucho margen de mejora.

Un tercio de la lista de este año son nuevas incorporaciones. Fruto de nombramientos en grandes multinacionales. Otras han sido gracias a haber ascendido dentro de sus firmas actuales.

Publicidad

Comentarios