Ana Julia Quezada ya tiene sentencia por matar a Gabriel Cruz: prisión permanente revisable. Se convierte en la primera mujer en España en ser condenada así. Sin duda, el agravante de parentesco ha hecho a la Justicia decidirlo de esta manera.

Publicidad

Prisión permanente revisable. Esa es la condena de Ana Julia Quezada, dictada por el juzgado este lunes. El agravante de parentesco ha sido, en parte, fundamental para esta sentencia. Ana Julia se convierte así en la primera mujer condenada a este tipo de cárcel en España tras matar a Gabriel Cruz.

La sentencia ha sido notificada este lunes a las partes por la Audiencia Provincial de Almería. Ana Julia ingresará así en prisión a sus 45 años tras matar al pequeño Gabriel en Rodalquilar (Níjar).

Quezada ha sido además condenada por dos delitos de lesiones psíquicas a los padres de Gabriel, Ángel y Patricia. Por haberles ocultado durante 12 días que había matado a su hijo. También se incluyen en la sentencia dos delitos contra la integridad moral cometidos también contras los padres del pequeño.

Todos estos delitos suman un total de ocho años y tres meses más de condena, según la sentencia. Hace ya diez días que el jurado popular estimó que Ana Julia fue la asesina de Gabriel. Entendieron que con alevosía pero sin ensañamiento y sin premeditación. El tribunal se ha apoyado ahora en el grado de parentesco para condenar a la dominicana a la prisión permanente revisable. Es la mayor pena contemplada por el ordenamiento jurídico en España.

De hecho, si la pena no es recurrida, pasarán 25 años hasta que revisen su condena por primera vez.

Parentesco

Con la sentencia en la mano, las partes pueden recurrir ahora al Supremo para tratar de modificar la pena. Aunque los hechos quedan ya establecidos por el veredicto del jurado.

Ana Julia podría intentar retirar el agravante de parentesco. Que ha sido finalmente clave para condenarla a prisión permanente revisable.

Además, en concepto de responsabilidad civil, la sentencia obliga a Quezada a abonar 250.000 euros a Ángel y otros 250.000 euros a Patricia. Tampoco podrá acercarse a ellos a menos de 500 metros en los próximos 30 años. También tendrá que pagar los gastos ocasionados al Estado en las labores de búsqueda de Gabriel. Una cuantía que asciende a los 200.203 euros.

Publicidad

Comentarios