Aragón quiere cortar de raíz los contagios y brotes de Covid-19, por lo que ha decidido llevar a Zaragoza y cuatro comarcas a fase 2 estricta, mientras otras cuatro permanecen en la misma pero con flexibilización.

La comarca central, con Zaragoza capital a la cabeza, la del Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe y Monegros regresan a la fase 2 más estricta. Aragón ha decidido tomar medidas urgentes y hacer retroceder a estos territorios ante el aumento de los contagios. Y es que sólo en la jornada del miércoles se detectaron 422 casos nuevos. De ellos, 333 sólo en la provincia de Zaragoza. Junto a ellas, otras cuatro comarcas, –La Litera, Cinco Media, Huesca capital y Barbastro-, permanecen en fase 2 flexibilizada.

Pese a que la mayoría de contagiados son asintomáticos, el alto número de infectados ha hecho subir también la cifra de hospitalizados y de ingresos en UCI. Aunque la consejera aragonesa de Sanidad, Sira Repollés, asegura que «el sistema no está en riesgo», han decidido tomar decisiones por precaución. Algo que alababa María José Sierra en rueda de prensa, calificándolas de «ejemplares».

El regreso a la fase 2 para Zaragoza y las otras tres comarcas supone restricciones en el ocio nocturno, cerrando locales a las 12 de la noche. También se cierran peñas, se limitan las reuniones públicas y privadas a 10 personas y se prohíbe el botellón. Además, se ha recomendado restringir la movilidad.

Los aforos de cines, comercio o autobuses rondarán entre el 30 y el 40% de ocupación. Y el de las terrazas de hostelería se reduce de nuevo al 50%.

El director de Salud Pública, Javier Falo, reconocía que hay transmisión esporádica pero también comunitaria sostenida en algunos territorios de Aragón. Sólo se libran el área de Calatayud y la provincia de Teruel.

El perfil del contagiado en la comunidad autónoma se establece ahora entre los 15 y los 64 años. Los mayores de 65 años con Covid representan el 10% de los casos, aunque comienza a aumentar. Los asintomáticos son entre el 40 y el 60% de los contagios.

En el 62,5% de los casos se puede trazar el origen del contacto. Es decir, la persona que ha contagiado a un positivo. Lo que permite, a su vez, reducir los contagios.

Brotes activos

En la actualidad, Aragón tiene 56 brotes activos. De ellos, 23 se sitúan en centros residenciales, aunque sólo en 8 ha afectado a los residentes. Otros 24 brotes se sitúan en el ámbito laboral y el resto en otras agrupaciones.

Repollés ha reconocido la recomendación de reducir los desplazamiento no ha surtido efecto. Pero que al no estar en confinamiento, no se puede penalizar el incremento de la movilidad. Ni tampoco prohibir tajantemente a la gente desplazarse.

La consejera de Sanidad sí ha querido destacar, por el contrario, la capacidad de su departamento para rastrear los contactos de contagiados. Más de seis por cada positivo. Así como la realización de pruebas PCR, entre 2.700 y 3.000 a diario. Repollés anunciaba que se incrementará esta cifra en 560 diarias al incorporar a un nuevo laboratorio a la realización de pruebas.

Comentarios