Los detenidos de los CDR planeaban un atentado en el Parlamento de Cataluña. Así lo desvelan fuentes de la investigación mientras se realizan nuevos registros.

Publicidad

El Parlamento de Cataluña iba a ser el escenario en el que los detenidos de los CDR iban a llevar a cabo su primer ataque violento. Un atentado que realizarían en los próximos días, coincidiendo con el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. Y también a la espera de la sentencia por el juicio del ‘procés’, prevista para la primera quincena de octubre.

Según la Fiscalía, los detenidos formaban parte de una organización terrorista. Un paso más en la escalada de violencia de los CDR. Y que se confirma con haber encontrado en los registros domiciliarios material explosivo.

El atentado en el Parlamento catalán estaba preparado para el día en que se notificara la sentencia contra los líderes independentistas del ‘procés’. En caso de que fuera condenatoria.

Algunas fuentes de la investigación aseguran que los detenidos habían probado ya los explosivos en una cantera. Aunque son miembros de los CDR también actuaban por su cuenta. Y habrían creado un grupo paralelo con objetivos claramente terroristas.

De hecho, la Fiscalía de la Audiencia Nacional los calificó ya como “grupo terrorista de índole secesionista catalán”. Entre el material que se incautó la policía están también unas guías explicativas sobre la fabricación de explosivos. Y documentación de numerosos dispositivos electrónicos que ya se están analizando. Además se encontró un arma corta de 9 mm y munición real y de fogueo.

Ataque a un cuartel

El del Parlamento catalán no era el único atentado que planeaban. Según publica el diario ‘ABC’, los detenidos tenían pensado ataque el cuartel de la Guardia Civil de Canovellas. Tenían mapas y fotos de la residencia.

Situado a unos 30 kilómetros de Barcelona, esta casa cuartel ya fue objeto de acoso de los radicales en el otoño de 2017. Los miembros de los CDR les lanzaron piedras contra las ventanas. Lo que llevó al Ministerio de Interior a reforzar su seguridad y a trasladar a una veintena de guardias civiles asturianos.

Publicidad

Comentarios