Pablo Iglesias ha detallado ya las condiciones bajo las que saldrán los niños menores de 14 años dentro de unos días. El ministro ha comunicado ya horarios, distancias y algunas de las medidas a tomar.

Publicidad

Para los menores de 14 años, el confinamiento a partir del domingo será más relajado. Más de seis millones de niños podrán salir a la calle a partir de entonces, aunque lo harán bajo una serie de condiciones, detalladas ya por Pablo Iglesias. 

El ministro y vicepresidente segundo ha confirmado que tendrán que ir acompañados por un adulto responsable. Ya sea progenitor, tutor autorizado o un hermano mayor de edad. Podrán hacerlo una única vez al día y por un tiempo máximo de una hora. Además, no se podrán mover más allá de un kilómetro de casa y en horario de 9:00 a 21:00 horas. 

Iglesias ha pedido responsabilidad y evitar las horas de más afluencia de gente, a fin de esquivar contagios de Covid-19.

El Gobierno además les permite llevar sus propios juguetes, como pelotas o patinetes, pero siempre cumpliendo las normas de distancia de seguridad. También podrán correr, saltar, hacer ejercicio o pasear por el campo y el bosque en caso de niños que vivan en zonas rurales.

Además, al contrario que los adultos, si la comunidad de vecinos así lo decide, podrán hacer uso de las zonas comunes de las urbanizaciones. Eso sí, los pequeños no podrán compartir juguetes con otros niños ni usar los columpios o instalaciones en los que puedan montarse otros.

Cada adulto podrá salir a la calle con un máximo de tres niños. Y tampoco podrán utilizar los parques infantiles.

Perdón público

Pablo Iglesias comenzaba su intervención ante los medios pidiendo perdón a los niños. Aunque admitía que muchos no estarían pendientes de las comunicaciones del Gobierno, les agradecía el comportamiento y el ejemplo que han dado durante la cuarentena.

En un lenguaje ya «más serio» se dirigía a los padres para asegurar que «no lo explicamos bien». «Se han cometido errores y se seguirán cometiendo», admitía. «En este caso, las críticas eran razones y cuando a uno le critican y tienen razón hay que ponerse a trabajar», ha dicho.

El pasado sábado Sánchez anunciaba que los niños menores de 12 años podrían salir un rato a la calle. El martes, la ministra Montero aumentaba la edad a los 14 años pero limitaba las salidas a supermercados, farmacias y bancos. En definitiva, a las mismas labores que se les permiten a los adultos.

Las críticas no fueron pocas y la indignación social hizo que el Gobierno rectificara horas después. De hecho, la Dirección General de Derechos de la Infancia y la Adolescencia llevaba tiempo preparando el plan de salida. Una manera de aliviar el confinamiento de los más pequeños.

Algo que en el resto de países de Europa se ha hecho casi desde el principio de la pandemia. De hecho, países como Alemania o Bélgica han dejado a los niños salir a ratos.

En cuanto a cómo se vigilarán estas salidas, Iglesias ha confiado en la responsabilidad de los padres.

Publicidad

Comentarios