La llegada de los independentistas presos era uno de los momentos más esperados de esta sesión constitutiva del Congreso. Los parlamentarios recibían a Junqueras, Sánchez, Rull y Turull con aplausos y gritos de ‘fuera’. Los saludos de todos ellos también han marcado el inicio de la legislatura.

Publicidad

Después de la pelea por los asientos, con Vox ocupando la bancada socialista, la llegada de los independentistas presos acaparaba todas las miradas. Como estaba previsto, Junqueras, Rull, Turull y Sánchez llegaban al hemiciclo escoltados, pudiendo pasar después solos a la sala. Accedían desde el sótano y las siete salidas del hemiciclo están debidamente custodiadas por agentes de paisano.

Sus compañeros los recibían con aplausos. Pero también se oían gritos de “¡fuera!”. Pese a ello, el recibimiento del Congreso ha sido de lo más cordial. Y eso que ya se ha anunciado que serán suspendidos de sus funciones por encontrarse en prisión preventiva. Algo que se contempla y recoge en el artículo 21 del Reglamento de la Cámara Baja.

Esperando de pie a Junqueras, Iglesias recibía el saludo de éste, con quien se paraba a hablar unos segundos. Jordi Sánchez hacía lo propio con Inés Arrimadas, a quien saludaba. La diputada de Ciudadanos saludaba también poco después a Josep Rull con dos besos e intercambiaban unas palabras.

La votación permitía también ver los saludos de los independentistas presos a varios miembros del hemiciclo. Así, Junqueras saludaba al principio a Ábalos y aprovechaba su regreso al asiento tras votar para saludar a Pedro Sánchez. Una imagen que no era captada por las cámaras del Congreso pero sí por los fotógrafos acreditados. Un saludo rápido, cordial y sin que ambos intercambiaran palabra alguna prácticamente.

Junqueras saludaba también, poco antes, a la ministra María Jesús Montero. Y el líder del PNBV, Aitor Esteban, se paraba para hablar con Jordi Sánchez.

No ejercerán

Pablo Casado era uno de los que más críticos se mostraba con la imagen de los independentistas presos en el Congreso. El líder del PP aseguraba que la presencia de los “golpistas” es “como si Armada y Tejero estuvieran haciendo política”.

Una imagen que no se repetirá a partir de ahora. La vicepresidenta, Carmen Calvo, dejaba claro que serán suspendidos de su cargo y no ejercerán como parlamentarios. “La suspensión es obvia, evidente, está claramente contemplado en el reglamento del Congreso”, ha dicho. “No puede ejercer su cargo, en ese sentido hay un artículo en el reglamento del Congreso que lo dice con claridad”, ha dicho. “Lo dirá con toda claridad el Supremo”, reafirmaba.

Publicidad

Comentarios