Lola Fernández Ochoa ha hablado por primera vez tras conocerse la muerte de Blanca, su hermana. “Me da igual cómo ha fallecido”, decía destrozada. Además, su sobrina Paula, hija de Paco, se despedía de su tía en redes sociales.

Publicidad

Hasta ahora, solo el portavoz de la familia, Andrea Fogherini, se había pronunciado sobre la muerte de Blanca Fernández Ochoa. Este viernes han sido Lola y Paula, hermana y sobrina de la esquiadora, quienes han querido despedirse de ella públicamente.

Emocionada aunque serena, Lola Fernández Ochoa hablaba para Telemadrid. La hermana de Blanca era ‘pillada’ al llevar a la perrita de la esquiadora al veterinario. Lola explicaba que su hermana había operado a su mascota de unos tumores el día antes de desaparecer, el pasado 23 de agosto.

La hermana de Blanca aseguraba que todos los hermanos estaban “destrozados” porque “ha sido terrible”. Lola confirmaba que estaban esperando a que les entregaran el cuerpo para poder despedir a la esquiadora en Cercedilla.

También explicaba que debido a las condiciones meteorológicas de los últimos días, el cadáver estaba muy deteriorado y aunque no hay dudas de que sea Blanca, el juez tiene que tener las pruebas científicas pertinentes para identificarla.

Preguntada por el fármaco (Sinogal) que se ha encontrado junto al cuerpo de Blanca, Lola se mostraba contundente: “Me da igual cómo ha fallecido Blanca”. “Me da exactamente igual (…) lo duro es que ha fallecido”, decía. “Hasta ahora, todo el mundo se ha portado fenomenal con ella y cómo la estáis tratando”, aseguraba.

“El caso es que no está y da igual cómo ha sido o por qué lo ha hecho o por qué no lo ha hecho o si se ha tomado o no se ha tomado… Es que es lo de menos”, aseguraba Lola Fernández Ochoa.

Además, Lola recordaba que su hermana “ahora estaba fenomenal”. De hecho, explicaba, había “operado a la perrita porque quería irse de viaje unos días y quería llevársela”. “Por eso nos extraña todo mucho”, contaba.

La hermana de Blanca también contaba que sus hijos querían incinerar a la esquiadora porque ella misma así lo había dicho en algunas ocasiones. Además, explicaba que querían esparcir sus cenizas por su monte favorito, el de los siete picos. Un acto que harán en la más estricta intimidad.

Lo que sí será pública será la capilla, que se instalará en Cercedilla. Todo el que quiera podrá ir a despedir a la esquiadora y darle un último adiós.

Lola se rompía en lágrimas al recordar el cariño que les ha brindado la gente todos estos días. “Lo que más pena me da de todo esto es que Blanca creo que no era consciente de lo que la quería la gente”, ha dicho.

La despedida de Paula

Además de Lola, Paula Fernández Ochoa ha lanzado dos mensajes en sus redes sociales. La sobrina de Blanca e hija del desaparecido Paco Fernández Ochoa recordaba a ambos juntos.

En Twitter, Paula compartía cuatro imágenes muy significativas. Paco y Blanca aparecen en tres de ellas, en algunos de sus mejores momentos deportivos y personales. En la cuarta, la dedicatoria que Blanca le hizo a su hermano tras perder ésta la medalla en los JJOO de Calgary 88.

Refiriéndose a su tía como “Blancanieves”, Paula aseguraba que “no hay palabras”. Y decía que el único consuelo “es que descansas en paz y estás arriba con él”.

En Instagram, Paula elegía la foto de la camiseta dedicada por Blanca a Paco. “El destino ha querido dejarme a medio camino pero jamás podrá quitarle el orgullo de ser tu hermana, de un campeón olímpico”, reza la dedicatoria.

Además, Paula añade que después Blanca conseguiría el bronce en Albertville 92. Destacaba que fue la “primera y única mujer medallista olímpica española en unos JJOO de Invierno”. Para entonces, Paco Fernández Ochoa ya había enmarcado esa camiseta, que hoy está expuesta en el Museo del Esquí de Cercedilla. “Pues quien estaba orgulloso era él, de ti”, dice la sobrina de Blanca.

“No sólo por tus logros y carrera deportiva, sino por el corazón tan grande que tienes, tu nobleza y tu constante capacidad de lucha”, añade.

“Hoy, aplicado en otro contexto, es muy doloroso ese ‘a medio camino’ del destino al que hace años te referiste y que nos ha sacudido”, recuerda. “Te vamos a echar mucho de menos. Te queremos”, termina Paula, que añade el hastag #BlancaNieves.

View this post on Instagram

💫𝗗 𝗘 𝗦 𝗧 𝗜 𝗡 𝗢 . . ”𝐸𝑙 𝑑𝑒𝑠𝑡𝑖𝑛𝑜 𝘩𝑎 𝑞𝑢𝑒𝑟𝑖𝑑𝑜 𝑑𝑒𝑗𝑎𝑟𝑚𝑒 𝑎 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑜 𝑐𝑎𝑚𝑖𝑛𝑜 𝑝𝑒𝑟𝑜 𝑗𝑎𝑚𝑎𝑠 𝑝𝑜𝑑𝑟𝑎́ 𝑞𝑢𝑖𝑡𝑎𝑟𝑚𝑒 𝑒𝑙 𝗼𝗿𝗴𝘂𝗹𝗹𝗼 𝗱𝗲 𝘀𝗲𝗿 𝘁𝘂 𝗵𝗲𝗿𝗺𝗮𝗻𝗮, 𝑑𝑒 𝑢𝑛 𝑐𝑎𝑚𝑝𝑒𝑜́𝑛 𝑜𝑙𝑖́𝑚𝑝𝑖𝑐𝑜“. -𝗕𝗹𝗮𝗻𝗰𝗮 𝗙𝗲𝗿𝗻𝗮́𝗻𝗱𝗲𝘇 𝗢𝗰𝗵𝗼𝗮, Calgary 88. . Después conseguiste bronce🥉en los JJOO de Albertville ‘92 ⛷, primera y única mujer medallista olímpica española en unos Juegos de Invierno. Pero papá entonces ya había enmarcado y colgado este dorsal en el salón de casa (hoy está en el Museo del esquí de Cercedilla), pues 𝗾𝘂𝗶𝗲𝗻 𝗲𝘀𝘁𝗮𝗯𝗮 𝗼𝗿𝗴𝘂𝗹𝗹𝗼𝘀𝗼 𝗲𝗿𝗮 𝗲́𝗹, 𝗱𝗲 𝘁𝗶. No sólo por tus logros y carrera deportiva, sino por el corazón tan grande que tienes, tu nobleza y tu constante capacidad de lucha. . Hoy, aplicado en otro contexto, es muy doloroso ese “𝙖 𝙢𝙚𝙙𝙞𝙤 𝙘𝙖𝙢𝙞𝙣𝙤” del destino al que hace años te referiste y que nos ha sacudido… Te vamos a echar mucho de menos. Te queremos #BlancaNieves ❄️❤️. . . . . #familia #love #esqui #RFEDI #campeona #amor #cercedilla #DEP #SietePicos #ski #FernandezOchoa #MissYou #slalom #BlancaFernandezOchoa #gracias #QueAReirNoTeGaneNadie

A post shared by PaulaFernandezOchoa (@paulafdezochoa) on

Publicidad

Comentarios