Los grupos parlamentarios se repartirán al mes 833.296 euros en subvenciones. Las formaciones recibirán por diputado entre los 3.890 euros y los 14.545 euros.

Publicidad

La nueva legislatura tiene presupuestados 833.296 euros al mes en subvenciones. Los grupos parlamentarios se repartirán ese dinero mensualmente a partir del próximo 21 de mayo, con la constitución de las nuevas Cortes surgidas tras las elecciones.

La ley establece que los grupos parlamentarios cobren dos tipos de ayuda al mes. La primera, una cifra fija de 28.597,08 euros, con independencia del número de escaños. Y otra variable en función precisamente de los diputados que tengan en el Congreso, y que asciende a 1.645,49 euros por cada uno de ellos.

Así, por ejemplo, el PSOE recibirá 230.992 euros cada en subvenciones. El PP, por su parte, recibirá 137.199 euros. Ciudadanos logra 122.390 euros al mes y Podemos llegará a los 97.707 euros. Vox, que siempre ha renegado de las ayudas y subvenciones, percibirá 68.088 euros al mes gracias a sus 24 parlamentarios.

Este tipo de ayudas tienen como objetivo, según establece la ley, sufragar “locales y medios materiales suficientes”.

Por el número de parlamentarios, ERC, Junts per Catalunya y PNV podrán formar sus propios grupos. Lo que les permitirá recibir al mes 53.279 euros, 40.115 euros y 38.470 euros respectivamente. Por su parte, el resto de partidos, que conformarán el grupo mixto, tendrán que repartirse amigablemente los 45.052 euros que les corresponden.

Sueldos

Además de las subvenciones a los partidos, el Congreso ha fijado ya los sueldos de los diputados. Los salarios van desde los 3.890 euros de un diputado raso por Madrid hasta los 14.545 que puede llegar a recibir el presidente de la Cámara Baja, si ha sido elegido por una circunscripción diferente a la capital.

Los sueldos son muy variados y dependen de otros complementos. A pesar de ello, el salario base es de 2.972,94 euros brutos al mes. A ello hay que añadir indemnizaciones para los que vienen fuera de Madrid (1.921,20 euros) y para los de la capital (917,03 euros). Cantidades dedicadas a sufragar los gastos que origine la actividad del Congreso y que están exentos de impuestos.

El Congreso, además, cubre los gastos en transporte público de los diputados, así como los del aparcamiento en aeropuertos y estaciones de tren. Y reciben 0,25 euros por kilómetros si llevan su propio coche. También se les abonan peajes. Y aquellos que no tienen coche propio reciben una tarjeta para gastar en taxis.

Además, los parlamentarios tienen derecho a cobrar dietas por los viajes de trabajo que tengan que realizar, con un máximo de 120 euros al día en España y 150 euros al día en el extranjero.

El Congreso también regala un iPad y un teléfono móvil a cada diputado.

Publicidad

Comentarios