Ya se conocen todos los detalles de cómo será la exhumación de Franco este jueves 24 de octubre. Hay prevista una emisión por televisión, asistirán 22 familiares y el féretro será transportado un tramo a hombros y sin bandera española encima. Son algunos de los datos que se han dado a conocer ya.

Publicidad

La exhumación de los restos de Francisco Franco será este jueves 24 de octubre. A partir de las 10:30  horas, el Valle de los Caídos se convertirá en el centro de la noticia. Y ya se conocen todos los detalles de un acto al que asistirán hasta 22 familiares del dictador. Habrá emisión por televisión y el féretro no será cubierto por una bandera de España, como pedía la familia.

Los nietos de Franco, con sus respectivos cónyuges, y los bisnietos del dictador, 22 personas en total, se desplazarán hasta el Valle de los Caídos este jueves. De todos ellos, solo dos podrán estar presentes en el momento concreto de la exhumación, que estará protegido por una carpa con techo para evitar fotos.

Recogidos desde tres puntos diferentes de Madrid por motivos de seguridad, la familia Franco tendrá que pasar un escáner y un detector de metales. Exactamente igual que el resto de autoridades y operarios. Así, se constatará que no llevan ningún dispositivo para sacar imágenes o grabar audio.

Dentro de la carpa estarán únicamente la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en su papel de notaria mayor del Reino; entre cuatro y seis operarios de la funeraria contratada; el subsecretario de vicepresidencia, Antonio Hidalgo; y un forense cuyo nombre no ha querido confirmar el Gobierno. Y es que algunas de las personas y empresas que participan en el operativo han recibido amenazas graves por parte de grupos de ultraderecha.

La losa que cubre la tumba y pesa 1.500 kilos, será trasladada con grúa a un lugar que no se ha querido anunciar. Lo que sí han asegurado es que no tendrá acceso al público.

Hasta el Valle se llevará otro ataúd por si el actual estuviera en mal estado y hubiera que cambiar los restos. Al cuerpo no se le realizará ningún análisis para corroborar que se trata de Franco. El Ejecutivo ha recordado que en 1975, el entonces ministro de Justicia, ya dio fe de que así era. La exhumación en sí, dependiendo del estado del féretro, puede durar entre una y tres horas.

Misa

La familia ha pedido que el prior del Valle, Santiago Cantera, bendiga el féretro en el mausoleo. Después, serán los familiares varones del dictador quienes lleven el ataúd a hombros hasta la explanada delantera. No podrá llevar una bandera de España, como había pedido la familia.

Sí podrán ponerla en la “ceremonia íntima” posterior de reinhumación de los restos. Un acto en la más estricta intimidad en el cementerio de Mingorrubio. Un panteón cuya titularidad también es del Estado.

El Gobierno ha invertido 39.811 euros en acondicionar esa nueva tumba. Aunque Moncloa ofreció a los nietos de Franco adquirir la propiedad de la tumba, éstos lo rechazaron. Así, el dispositivo de Policía Nacional que vigilará el panteón correrá a cargo del Estado. El Gobierno confía poder eliminar estas medidas de seguridad con el paso del tiempo.

En este cementerio de Mingorrubio tanto el prior como el hijo de Antonio Tejero, condenado por el 23-F, que es sacerdote, celebrarán tras la reinhumación una misa.

Coste

En total, la operación de exhumación, traslado y reinhumación puede llevar un coste máximo de 63.061 euros. Dependerá de algunos detalles. Por ejemplo, si el traslado del féretro se realiza en helicóptero finalmente.

Moncloa tendrá listos dos helicópteros súper puma y dos coches fúnebres para evitar fallos técnicos de última hora. El nieto varón mayor de Franco, Francis, acompañará los restos en este trayecto junto a la ministra de Justicia. En helicóptero, un recorrido de apenas 10 ó 15 minutos.

Emisión en televisión

La cobertura de la salida del féretro de la basílica del Valle y su llegada a Mingorrubio será recogida por los medios públicos. Así, únicamente TVE y EFE podrán tener acceso, cediendo las imágenes al resto de medios.

Pese a ello, las cámaras solo podrán acceder hasta la puerta de la Basílica. Cumplirán así las condiciones del acuerdo del 15 de marzo, en el que se prohibió tomar imágenes o sonido alguno de la exhumación en sí.

Publicidad

Comentarios