ERC ha tardado poco en lanzar un aviso a Pedro Sánchez de que bloqueará el Gobierno si no negocian la autodeterminación y la amnistía. Además, Torra ha pedido ya una reunión bilateral con el presidente del Gobierno.

Publicidad

La mesa de negociación que Sánchez le ha prometido a ERC para sacar adelante la investidura tendrá tres temas encima de la mesa que no se podrán rechazar. El primero será la celebración de un referéndum de autodeterminación. En segundo lugar, la amnistía para los políticos presos condenados por el 1-O. Y el tercero, que el Gobierno se retire como parte de las causas judiciales contra el ‘procés’. De no estar alguno de ellos, ERC romperá el acuerdo y bloqueará, por tanto, al Gobierno. Algo que dejaría a la legislatura al borde de la muerte.

Ha sido el coordinador nacional de ERC y vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonés, quien ha lanzado el aviso a Sánchez. «Cada uno tendrá libertad para hacer sus propuestas y la otra parte tendrá la obligación de valorarlas y analizarlas, no puede despacharlas de entrada si no le parecen bien, porque entonces la negociación se bloquearía», ha dicho. Aragonés ha celebrado, además, que han forzado «por primera vez al Estado a tratar la cuestión de la soberanía».

La dureza de ERC, ya mostrada durante la investidura, viene motivada por la presión de JxCat. Los de Torra llevan tiempo queriendo boicotear la mesa de negociación entre los republicanos y el PSOE.

Reunión con Torra

De hecho, este miércoles, desde el Gobierno catalán se ha anunciado que Torra quiere pactar personalmente con Sánchez la fecha de la primera reunión de la mesa de negociación. Así como también su contenido.

Un revés al propio pacto de investidura negociado por ERC. Y es que éste establecía que esa mesa arrancaría 15 días después de la formación de Gobierno.

«La mesa comenzará cuando lo acuerden los dos presidentes en su encuentro. Previamente se tiene que producir ese encuentro», ha dicho Meritxell Budó, quien ha comunicado que los gabinetes de Sánchez y Torra ya se han puesto en contacto para acordar una fecha en la que celebrar esa reunión previa. Un encuentro al que Sánchez se comprometió.

Budó ha remarcado que Torra «liderará» la mesa y que pretende renegociar las condiciones de ERC. También «los contenidos del debate y las garantías de la negociación». Es decir, Torra quiere redefinir el pacto entre los republicanos y el PSOE introduciendo sus propias exigencias.

Publicidad

Comentarios