La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha confirmado que barajó convocar elecciones anticipadas porque Madrid «es el objetivo de Moncloa». Asegura que se ha sentido «indefensa» ante una posible moción de censura.

Publicidad

No habrá elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid. Así lo ha asegurado su presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quien, sin embargo, ha admitido que barajó convocarlas. Y es que cree que es «objetivo de Moncloa». Tanto es así que asegura que su oposición no está en la Asamblea de Madrid sino en el propio Gobierno de Sánchez.

«Indefensa» ante los «cantos de sirena» sobre una posible moción de censura, Ayuso se planteó convocar a los madrileños a una nueva cita electoral. Una idea que ha olvidado ya por completo.

Así ha resumido Ayuso sus últimas semanas al frente de la Comunidad de Madrid en una entrevista para TVE. Y aunque ha descartado por completo las elecciones, se ha quejado del «completo» marcaje al que ha sido sometida.

Algo que no ha sucedido, ha dicho, en ninguna otra comunidad. Como tampoco el hecho de que el propio delegado del Gobierno estuviera «en contra del Gobierno autonómico donde trabaja». Ha recordado que ha «retorcido el asunto de las residencias» ha estado «todos a una poniendo el foco mediático» en su Gobierno.

«Si el PSOE siempre está diciendo que van a presentar una moción de censura, que van a partir el Gobierno, uno se plantea evidentemente todo los escenarios pero no es algo que me plantee ahora mismos y no es en lo que estoy», ha dicho Ayuso al respecto de las elecciones. «Quería contemplar todos los escenarios pero yo no voy a convocar elecciones y me compete a mí, y yo lo que quiero es dar estabilidad y frenar los posibles rebrotes», añadía.

En su entrevista, Ayuso también dejaba claro que si barajó las elecciones nunca fue por su socio de Gobierno, Ciudadanos. Tanto es así que ha dicho que volvería a pactar con ellos.

Obsesión

Ayuso ha recordado que existen actualmente «problemas gravísimos» más allá de cuestiones políticas. Y que son los que tienen que abordarse.

Asegura que el Gobierno de Sánchez y el PSOE están «obsesionados» con Madrid. Y que han diseñado una estrategia de «desestabilización constante» utilizando el impacto de la pandemia. Cuando en verdad, ha recordado, en toda España la situación era de «guerra». Por eso, cree que Madrid es el principal «objetivo de Moncloa» en el plano político.

Por su parte, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ha asegurado que ni siquiera «le consta» que se haya barajado la posibilidad de adelantar elecciones. Y que la presidenta «nunca» le ha dicho nada al respecto. En cualquier caso, le parece «una irresponsabilidad» pensar en poner las urnas porque «es lo último» que esperan los madrileños tras diez meses de Gobierno regional.

«Convocar elecciones anticipadas no tiene ningún sentido», ha dicho Aguado, para quien eso sólo permitiría «dar alas a la izquierda» y abrir la posibilidad a que pudieran gobernar PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos. Algo que, a su juicio, «no es lo que necesita Madrid» ahora.

Publicidad

Comentarios