José María Aznar ha avalado a Pablo Casado en el ‘no’ de éste a Sánchez y en sus pactos con Vox. El expresidente del Gobierno aplaude así todas las decisiones del líder del PP.

Publicidad

Pablo Casado inauguraba, junto a José María Aznar, los cursos de la fundación FAES en El Escorial. Alumno y mentor político siguen en sintonía. Tanto es así que el expresidente del Gobierno ha avalado las decisiones de su pupilo en relacion al ‘no’ a Sánchez y a los pactos con Vox.

Aznar ha dado su bendición a todo lo que ha hecho Casado. Un gesto que llega después de varias semanas en las que algunas voces críticas señalaban la ‘derechización’ del PP por su acercamiento a Vox. Y, sobre todo, por su hundimiento en las elecciones, pasando de 137 a 66 escaños. El respaldo de Aznar llega también por el ‘no’ a Sánchez. Pese a que algunos compañeros del PP habían asegurado que se equivocaba en esa decisión.

“Pablo Casado ha acertado en las decisiones que marcan la trayectoria del PP y tengo plena confianza en que lo va a seguir haciendo”, ha dicho Aznar en la inauguración. El expresidente ha aprovechado para borrar cualquier atisbo de halago a Albert Rivera. “Casado es el futuro de la derecha, el único que puede construir más pronto que tarde una alternativa real a la izquierda”, ha proclamado.

Aznar ha criticado que Sánchez deje en manos del PP su propia investidura, sin lograr los apoyos necesarios. “Lo que no está en la lógica constitucional es echar sobre los demás la propia responsabilidad de conseguir esa mayoría ni exigir apoyos gratuitos”, ha enfatizado. “Los juegos tácticos tiene que tener un límite y no estamos para estas diversiones“, ha añadido.

Casado

Tras Aznar, tomaba la palabra Casado. Con una sonrisa pero con tono duro, insistía en que no colaborará de ninguna manera en desbloquear la situación. “Ni activa ni pasivamente”, ha dicho.

El líder del PP ha considerado que el aumento del independentismo en Cataluña es culpa del PSOE. Y asegura que los socialistas “tienen que rectificar” y dejar de considerar a “nacionalistas y radicales socios preferentes”.

“Contra lo que algunos medios han querido creer, a la hora de la verdad nunca se ha verificado en los últimos quince años la existencia de un socialismo ‘bueno’ frente a un socialismo ‘malo’. La hora de la verdad fue la hora del Estatut”, ha dicho.

Publicidad

Comentarios