El aeropuerto de Barajas ha cerrado su espacio aéreo por la presencia de drones en sus pistas. Algo totalmente prohibido por los daños que pueden causar a los aviones. Las sanciones pueden alcanzar los 90.000 euros.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha confirmado que el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas ha cerrado su espacio aéreo este lunes. Todos los vuelos están sufriendo retrasos. El motivo no es otro que haber detectado el vuelo de drones no autorizados en las inmediaciones del aeródromo madrileño.

La decisión se confirmaba poco después de las 12:30 horas tras la denuncia de varios pilotos. Éstos avisaban de la presencia de drones en la cercanía de las pistas. Algo totalmente prohibido, como recordaba la Agencia Estatal de Seguridad Aérea en Twitter. La AESA recordaba que se trata de una infracción grave. Y que las sanciones pueden alcanzar los 90.000 euros.

Desde AESA recuerdan que los drones no son juguetes, sino aeronaves, y que pueden causar muchos daños a los aviones. En Madrid, prácticamente no hay espacio para poder volar drones por la alta densidad de población. Algo que se suma al espacio del aeropuerto de Barajas o las bases de Torrejón y Getafe.

Daños a los aviones

Además de la sospecha que muchos drones conllevan por poderse cometer atentados con ellos, los daños que le pueden causar a los aviones comerciales son muchos.

No es la primera vez que un dron golpea a una de las alas de un avión. También pueden causar los mismos daños que un pájaro, provocar un incendio o chocarse contra una turbina.

Un dron de más de 2 kilos también podría, por ejemplo, romper el parabrisas de la cabina del piloto en ciertos aviones. Y aunque puedan parecer frágiles, sus baterías son robustas, por lo que pueden ser muy peligrosos si atraviesan un motor o golpean el fuselaje de una aeronave.

En España, hay que volar los drones a una distancia mínima de 8 kilómetros. Y se debe volar fuera del espacio aéreo controlado, que incluye lugares como la residencia de los Reyes o Moncloa.

No se puede tampoco sobrepasar los 120 metros de altura sobre el suelo. Los drones tienen además que volar de día y en buenas condiciones meteorológicas. En caso de ser un dron de menos de 250 gramos, pueden volar en ciudad y sobre personas siempre y cuando no se superen los 20 metros de altura.

Comentarios