Barcelona se blinda estos días de nuevo. Hasta el 10-N, la ciudad será una fortificación antes las protestas de los independentistas, a fin de evitar altercados y disturbios violentos. La visita de los Reyes y sus hijas inaugura este lunes una semana complicada.

Publicidad

Arranca una semana complicada en Cataluña. Los responsables de Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil se preparan para blindar especialmente Barcelona. El movimiento independentista podría alterar la jornada de reflexión el próximo sábado e incluso provocar problemas y disturbios el 10-N. Además, desde este pasado domingo ya hay protestas y manifestaciones ante la visita de los Reyes y sus hijas en la Ciudad Condal.

Felipe, Letizia, Leonor y Sofía se encuentran en la capital barcelonesa para acudir a los premios Fundación Princesa de Girona. Lo que ha provocado ya protestas.

El Ministerio de interior ha ordenado ya el traslado de 2.500 policías nacionales y casi 2.000 guardias civiles a Cataluña. Cifras similares a las que octubre de 2017, para la celebración del referéndum ilegal.

El departamento de Marlaska ha dado instrucciones para evitar la ocupación de los colegios electorales en la jornada de reflexión. Y trabajan con la hipótesis de que Tsunamic Democrátic organizará actos en los centros. Aunque los abandonaría a las 10 de la noche para no alterar la votación del domingo.

Barcelona se blinda con un dispositivo para el sábado que se adaptará a los acontecimientos. Pero tratarán de avanzarse a las acciones que finalmente acuerden los independentistas.

Los responsables del dispositivo estudian ya cómo blindar los 2.700 centros electorales habilitados para el 10-N. Aunque esperan que no haya disturbios el mismo día de las elecciones. La ministra de Justicia ya advirtió sobre la gravedad de los delitos en que pueden incurrir si irrumpen en los centros de votación en la jornada de reflexión. Algo que ha podido hacer recapacitar a los organizadores de las protestas.

La visita de los Reyes

Ante la visita de los Reyes y sus hijas, que han aterrizado en Barcelona este lunes, se celebró la semana pasada una reunión operativa. Dirigida por los servicios de seguridad de la Casa del Rey. También hubo representación de los Mossos.

Gracias a ello, se blindarán los escenarios en los que estarán los Reyes: el hotel Juan Carlos I y el Palau de Congressos de Cataluña.

Ya este pasado domingo se cortó el tráfico en algunas calles hasta que los Reyes y sus hijas estuvieran en sus habitaciones de hotel. La comitiva logró sortear las protestas del Palau de Congressos.

Publicidad

Comentarios