Meritxell Batet y la Mesa del Congreso siguen dando largas a la suspensión de los políticos presos y encarga un informe jurídico para dilatar el proceso un día más.

Publicidad

El PSOE ha aprovechado la mayoría en la Mesa del Congreso para aplazar un día más y dar largas a la suspensión de los diputados independentistas presos. Con los votos socialistas y los de Podemos, se han impuesto a la opinión de Cs y PP (que cuentan con cuatro miembros).

Esa mayoría ha servido para que la Mesa pida un informe a los letrados del Congreso. Sus conclusiones serán evaluadas en una nueva reunión este viernes a las 12 de la mañana. Todo parece indicar, así, que no dará tiempo a suspender a los diputados presos antes del 26M, tal y como ya vaticinaba Batet hace un par de días.

Aunque dependerá del informe, la presidenta del Congreso ha asegurado en rueda de prensa que “la pretensión es que la Mesa mañana esté en condiciones de tomar esa decisión”.

Rechazo del Supremo

La Mesa se reunía este jueves después de que el Supremo respondiera al informe de Batet. El alto tribunal consideraba “inviable” que fuera él quien suspendiera a los diputados. E instaba a que fuera el Congreso el que llevara a cabo la suspensión. Argumentando la aplicación del artículo 21 de su reglamento.

Desde el Gobierno insisten en que el final del proceso no puede ser otro que la suspensión de los presos. Sin embargo, han mostrado sus dudas formales para proceder. “El debate es cómo hacerlo”, han dicho.

“Hará lo que tenga que hacer cuando lo tenga que hacer”, decía Carmen Calvo en apoyo a Batet. Y es que la presidenta del Congreso está en la diana por sus demoras con el proceso.

Publicidad

Comentarios