Manuela Carmena ha pedido a Ciudadanos que sea responsable para que Vox no entre en el Ayuntamiento de Madrid. Mientras tanto, Martínez Almeida advierte a Villacís que no anteponga su «ambición personal» a llegar a un acuerdo.

Faltan solo 72 horas para que los concejales del Ayuntamiento de Madrid elijan alcalde o alcaldesa. Mientras se forja un pacto de derechas, Manuela Carmena ha llamado a Ciudadanos a que sean responsables e impidan la llegada de Vox al consistorio.

Carmena no ha querido entrar en los posibles pactos de derechas. Ni en lo que algunos piden para Más Madrid y PSOE apoyen una hipotética investidura de Begoña Villacís. Situación que ha rechazado tajantemente.

A Vox, dice Carmena, «le falta mucho para saber qué es la democracia». «Que se traiga al Ayuntamiento a personas que han comparado el movimiento LGTBI, con toda su importancia, a un chiringuito, es enormemente preocupante y habría que evitarlo», ha manifestado. «Todavía estamos a tiempo de que los partidos que no se consideren identificados con la extrema derecha impidan que llegue a las instituciones», le ha lanzado a Ciudadanos.

Comentarios