Pablo Casado cree que Pedro Sánchez quiere forzar elecciones por “estrategia partidista”. El líder del PP ha dicho que se reunirá en Moncloa con el presidente del Gobierno “por obligación”.

Publicidad

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado que Sánchez está llevando a cabo una “estrategia partidista y personal” ante el debate de investidura. Entre otras cosas porque cree que el presidente del Gobierno quiere forzar otras elecciones. Además, ha asegurado que se reunirá en Moncloa en la nueva ronda de consultas “por obligación”.

“Los esfuerzos inútiles conducen a la melancolía”, ha dicho Casado. El líder del PP ha reiterado que su partido votará ‘no’ en la investidura. Y ha insistido en que no tiene “miedo” a otras elecciones. Aunque eso sería “una tremenda irresponsabilidad” por parte de Sánchez.

Casado ha criticado también que los dos meses que han pasado desde las elecciones han sido “dos meses perdidos para los españoles”. Y ha acusado a Sánchez de meterse “en su propio laberinto”. “Ha demostrado que no hay viento favorable para quien no sabe a dónde va”, añadía.

En este sentido, ha instado a Sánchez a buscar los apoyos necesarios para ser investido. Sin embargo, cree que ha estado este tiempo “intentando gastar estos dos meses proyectando la responsabilidad” en otros partidos. Entre ellos, el PP. “Ha intentado que la opinión pública y los partidos presionaran a aquellas formaciones que no nos presentamos a la investidura, sin que él todavía haya dicho qué quiere hacer en España en los próximos cuatro años. Yo no he escuchado todavía una iniciativa de futuro”, decía.

Otras elecciones

Casado cree que Sánchez quiere forzar otras elecciones porque las encuestas le dan una subida de escaños. En este punto, y asegurando que es una irresponsabilidad, dice no temer a las urnas.

Sin embargo, ha resaltado que no es el escenario que debería darse porque el PSOE tiene “varias sumas” que permiten la investidura.

Finalmente, ha señalado que si Ciudadanos y Vox hubieran aceptado “la mano tendida” que les brindó el PP para llegar a acuerdos en el Senado y algunos territorios, a esos dos partidos les habría ido mejor en las urnas. Y, “probablemente”, ahora él mismo sería el candidato a la investidura.

Publicidad

Comentarios