El líder del PP, Pablo Casado, propone su alternativa a la desescalada «partidista» de Sánchez y anuncia que su formación votará ‘no’ a una nueva prórroga del estado de alarma. Lo que presentarán los ‘populares’ es un gran pacto de Estado de Salud.

Publicidad

Después de las críticas al plan de desconfinamiento, Pablo Casado ha decidido presentar su propia alternativa a la desescalada «partidista» de Sánchez. El líder del PP ha asegurado que el pase a la fase 1 se ha basado en criterios políticos y que ha sido ejecutado de una manera «caótica».

Por eso, ha decidido llegar a un gran pacto de Estado de Salud, en el marco de la comisión parlamentaria sobre la crisis del Covid-19.

Casado ha criticado que haya una «discriminación partidista» para pasar de fase, dependiendo de «quién la pida» y no sólo por criterios técnicos. Así, se ha quejado de que ni Madrid ni dos provincias de Andalucía hayan podido cambiar a la fase 1 del plan. Por el contrario, ha señalado el trato privilegiado a autonomías como el País Vasco, donde el Gobierno permite la movilidad entre provincias.

«Los criterios tienen que ser públicos y objetivos, independiente del color político de quien gobierne cada administración autonómica», ha insistido Casado. «No lo digo yo, lo ha dicho un presidente autonómico socialista como Ximo Puig, que no entiende por qué la Comunidad Valenciana, cumpliendo mejor los requisitos que el País Vasco, no ha salido» de la Fase 0.

En rueda de prensa, y tras sus críticas, Casado ha presentado su alternativa al plan de desescalada y al estado de alarma. Bajo el nombre ‘Activemos España’, lo llevará a la comisión de reconstrucción creada en el Congreso.

El objetivo es llegar a un pacto de Estado por la Sanidad. Estará basada en tres pilares básico. El primero, que tenga financiación suficiente. En segundo lugar, que se centralice la investigación. Y, por último, que se potencie la industria nacional básica para material de protección.

‘Plan Cajal’

Ese pacto se llamaría ‘Plan Cajal’, en memoria del Premio Nobel español de Medicina, Santiago Ramón y Cajal.

Para ello se crearía una Agencia Nacional de Salud Pública y Calidad Asistencial, que tendría una unidad especial para el seguimiento de pandemias. Y contaría con un representante de cada región.

El líder del PP ha insistido en que la manera de salir del confinamiento es con leyes ordinarias. Y que el estado de alarma tiene que decaer. De nuevo ha señalado la Ley General de Salud Pública como alternativa. Tanto es así que ha dejado claro que «no va a haber negociación de la quinta prórroga, como no la hubo de las que votamos sí».

Tras esta afirmación, ha asegurado que el PP votará ‘no’ si Sánchez lleva al Congreso otro aplazamiento. «No hay excusa para mantener esta medida», ha dicho. Situación que ha calificado de «excesiva y desbordada». Y que roza ya «un estado de excepción».

Por su parte, Sánchez parece acercarse a su vez a Ciudadanos. No sólo con el fin de lograr su apoyo para otra prórroga del estado de alarma. Sino también para explorar un acuerdo de cara a los próximos Presupuestos.

«Nuestra vocación es ampliar esa mayoría [la de investidura]», ha dicho la ministra portavoz, María Jesús Montero. «Consolidar la que tenemos e intentar invitar a otras fuerzas políticas», añadía. Sánchez lo intentará con Arrimadas en una nueva reunión este martes. Un encuentro al que ambos se comprometieron tras apoyar Cs la prórroga del estado de alarma.

Montero también ha considerado que el PP está «en las antípodas del bienestar colectivo». Y ha defendido de nuevo el mantenimiento del estado de alarma. Sobre todo, para «no tirar por la borda» todo el esfuerzo.

Publicidad

Comentarios