Pablo Casado ha respaldado a Pedro Sánchez en la guerra contra el coronavirus. «Vamos juntos», le ha dicho en el Congreso, aunque ha afeado su falta de «autocrítica y humildad».

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que su partido respalda al Gobierno en la guerra contra el coronavirus. «Debemos anudar un lazo moral entre todos», ha dicho en el Congreso. Directamente a Sánchez le ha dicho que «no está solo» en esta crisis y que puede contar con el PP. «Vamos juntos», le ha dicho.

Eso sí, Casado le ha afeado su falta de «autocrítica y humildad». Y ha asegurado que tendría que haber anunciado una comisión de investigación y no de estudio para cuando termine la crisis.

Casado ha recordado que Sánchez es el presidente de una nación atacada por un enemigo invisible. Pero que a diferencia de otras crisis, en esta, «vamos juntos». Ahora «debemos arrimar el hombro y remar todos en la misma dirección».

En su discurso, Casado ha pedido también al presidente que no «le tiemble el pulso» a la hora de desplegar al Ejército en todo el territorio nacional, «sin ceder a las presiones nacionalistas».

Presión de los socios

Lo que sí tiene claro Casado es que esta crisis va a empeorar «la percepción de independentistas y nacionalismos excluyentes». «A nosotros España no nos importa un comino, como dice uno de sus socios», le ha recordado.

Y ha querido asegurar que «va a encontrar más lealtad en nosotros que en sus socios de gobierno y si ellos ponen en riesgo la aprobación de esas medidas, nos tendrá de su lado».

«Si ellos tratan de condicionar la puesta en marcha de una medida urgente y necesaria, aquí tienes nuestros votos para aprobarla», le ha dicho. Casado ha mostrado así un respaldo sin condiciones al Gobierno.

Más medidas

Casado ha pedido también más medidas económicas. Sobre todo para los autónomos. Entre ellas, una rebaja de impuesto de sociedades, cancelar las medidas fiscales previstas por el Gobierno.

Y más recursos para las comunidades autónomas porque el fondo de contingencia «se queda muy corto». Entre sus propuestas, el que el Gobierno devuelva los 2.500 millones de euros adeudados.

El líder de los populares ha terminado su intervención destacando que «libramos una guerra no convencional con mascarillas y cuarentenas». Y se ha mostrado convencido de que «nos volveremos a poner en pie y en marcha». «Es la hora de la España eterna», ha dicho. «Hagamos de esta desdicha el inicio de la mejor España posible», ha terminado.

Comentarios