Pablo Casado y Albert Rivera recrudecen estos días su enfrentamiento y rivalidad por liderar el centroderecha. Su relación política, antaño cordial, pasa ahora por sus peores momentos, poco antes del 26M.

Publicidad

El ajustado resultado electoral entre PP y Ciudadanos ha hecho que la relación entre sus líderes atraviese uno de sus peores momentos. Casado y Rivera no se han cruzado palabra alguna ni mensaje, -salvo para atacarse de manera pública-, desde el 28 de abril. Y es que ambos recrudecen estos días su enfrentamiento por liderar el centroderecha.

Los dos quieren ocupar ese lugar de cara a las elecciones autonómicas, locales y europeas del 26M. De hecho, Casado trata de reconducir su partido hacia el centroderecha lo antes posible, a fin de evitar repetir la debacle electoral de las generales.

Por su parte, Rivera se ha erigido ya como líder de la oposición. Y trata, además, de ratificar su sorpasso a los populares en algunas comunidades y capitales claves. Este lunes, Casado intentaba zanjar la polémica. Y aseguraba que decir que Ciudadanos lidera la oposición es “un debate absurdo, estéril y algo pueril”. Y es que “las cifras y el reglamento son los que son”.

Ante eso, Rivera no dudaba en asegurar que ser líder de la oposición “no es un cargo”. Por el contrario, dice, “es una forma de vivir, de ser, de comportarse”.

Las reuniones de Pedro Sánchez con Casado y Rivera recrudecen el enfrentamiento entre estos últimos. Aunque el líder de Cs ha intentado quitar hierro al asunto. “Bastante tiene Casado con lo suyo para que yo le meta el dedo en el ojo”, ha dicho. Y califica la sugerencia del líder popular de que Cs se abstenga en la investidura como “de broma”.

26M

Sin duda, el 26M será un antes y un después en la relación entre PP y Ciudadanos. De los resultados electorales dependerá en gran medida la convivencia de ambos.

Será la prueba de fuego para un Casado que intenta reconducir al partido al centroderecha. Y la oportunidad perfecta para Rivera, que intentará dar el sorpasso al PP en las capitales principales.

Publicidad

Comentarios