Pablo Casado se ha desentendido de las presiones hacia el PP y ha trasladado la responsabilidad a Pedro Sánchez, a quien le ha ofrecido gobernabilidad pero no investidura.

Publicidad

El líder del PP, Pablo Casado, está harto de las presiones hacia su partido para desbloquear la investidura de Sánchez. Por eso, se ha rebelado en una comparecencia al recoger su acta de diputado y ha trasladado la responsabilidad y presión al presidente del Goberno. Al líder del PSOE le ha ofrecido, además, gobernabilidad pero no investidura.

Casado ha recordado que él ha comparecido ante los medios ya cinco veces desde las elecciones. Mientras, Sánchez está, según él, escondido. “Lo mínimo que puedo pedir es que el candidato autoproclamado dé explicaciones”, ha dicho.

Dirigiéndose directamente a los medios de comunicación, Casado ha pedido que pongan el foco de la presión sobre Sánchez, no sobre el PP. “Me gustaría que la opinión pública informara de lo que está haciendo Sánchez con Bildu y con ERC“, ha pedido. “Ahora, si para la opinión pública la mayor agenda que preocupa a los españoles es si el PP negocia una cosa o no en la Mesa del Congreso, creo que estamos desenfocando la realidad y que, por tanto, no podremos quejarnos cuando se forme en España un gobierno Frankenstein, con la única responsabilidad del PSOE y de quienes les jalean”, asegura.

“Cada uno tiene sus responsabilidades”, ha apostillado su alegato Casado, que ha dejado claro que la suya es dar “estabilidad”. Y no permitir la investidura. “He dado una solución para no depender de ERC y Bildu”, ha dicho. Se refería así a la opción de que sea Cs quien pueda apoyar a Sánchez como presidente.

Casado se ha mostrado también molesto por el debate sobre si el PP tiene que optar por la “abstención patriótica”. Y también por ayudar o no a Vox a entrar en la Mesa. Cuestiones que, dice, ensombrecen lo que debería ser el verdadero foco: las negociaciones de Sánchez con ERC.

“No vamos a tejer un cordón sanitario a un partido constitucionalista como Vox. Y me gustaría que las preguntas fueran si el PSOE va a tejer un cordón sanitario a ERC, o a Bildu, o al PDeCAT”, ha dicho a los periodistas.

“La responsabilidad, en exclusiva, es de Pedro Sánchez”, ha aseverado. “No es lo mismo ser el partido de los terroristas a ser el partido de las víctimas. No es lo mismo ser el PP a ser Bildu; lo mínimo que puedo pedir es un poco de respeto, y en estos últimos 15 días al PP se le ha perdido el respeto y eso no lo puedo tolerar”, ha criticado.

Actas en el Congreso

Por otra parte, Casado ha enviado una carta a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. En ella se le solicita que impida a lo diputados electos utilizar fórmulas no legales para acatar la Constitución. El líder del PP avisa de que, si no lo hace, podría enfrentarse a sanciones legales o administrativas.

Así, pide que no se escuchen juramentos como “por la República catalana” o “por la libertad de los pueblos indígenas”. Y pide cuatro medidas concretas para que se no se repita esa situación.

Entre ellas, que antes de finalizar la sesión constitutiva de Cortes, la presidenta debe dar cuenta de los nombres de quienes no han adquirido la condición de diputado por no jurar o prometer la Constitución de acuerdo a la ley.

Publicidad

Comentarios