Pablo Casado siguió el guión escrito del PP al pie de la letra y rechazó facilitar a Pedro Sánchez la investidura. Durante su reunión en el Congreso, eso sí, le ofreció pactos en cuestiones de Estado.

Publicidad

El líder del PP, Pablo Casado, ha dejado claro a Pedro Sánchez que su partido no va a facilitarle la investidura. Ni lo va a apoyar ni tampoco tiene pensado abstenerse en segunda ronda para dejarle liderar el Gobierno. Casado cumple así el guión establecido en su formación. Pese a ello, ha asegurado que le ofrecerá su apoyo en cuestiones de Estado.

En rueda de prensa tras su reunión con Sánchez, Casado subrayaba que el PP no puede facilitar la investidura porque “es lo coherente”. Por el mandato, asegura, que le dieron los españoles en las elecciones generales “para liderar la oposición”.

“La pelota está en el tejado de los partidos de la izquierda”, decía Casado, que ha afirmado que si Sánchez no sale investido en primera vuelta, lo hará en la segunda. Sobre todo, cuando Podemos y PSOE hablan ya de “Gobierno de cooperación”.

En referencia a ello, el líder del PP ha asegurado que solo esperan que “se concrete no con los independentistas sino con partidos regionalistas”. Además, añadía que no pondrán impedimentos para que UPN o CC pudieran facilitar la investidura.

En cuanto a la amenaza de Sánchez de repetir elecciones si PP o Cs no se abstienen, Casado aseguraba que sería una “irresponsabilidad” volver a urnas. “Creo que no va a ser necesario”, decía. “Serán los partidos de izquierdas los que tengan que explicar por qué ha sucedido, si eso ocurre”, avisaba.

Pactos de Estado

En lo que sí está dispuesto a pactar es en cuestiones de Estado. En especial, sobre Cataluña, Navarra o la renovación de los órganos institucionales. Así como retomar el Pacto de Toledo.

En cuanto a Cataluña, Casado aseguraba que tiende “la mano a pactos de Estado que garanticen el cumplimiento de la legalidad, la recuperación de la convivencia y de la prosperidad” en esta comunidad. Y, a su entender, además, se dan las “condiciones” para aplicar el artículo 155.

Casado y Sánchez hablaban también de Europa. Coinciden en que España tiene que tener un papel relevante internacionalmente. Para ello, el PP apoyará las negociaciones para que se tenga “la mayor representación posible” en las instituciones comunitarias.

Rivera, como Casado

Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez y Albert Rivera

Sánchez se veía también con Albert Rivera en el mismo escenario. Y, al igual que Casado, el líder de Ciudadanos dejaba claro que no apoyaría la investidura del presidente del Gobierno. 

“Votaremos ‘no’ a la investidura y vamos a estar en la oposición”, decía Rivera tras el encuentro de apenas 40 minutos con Sánchez. En la reunión, el líder de Cs instaba al presidente a entenderse con Podemos, “su socio natural”.

Durante su reunión, Rivera y Sánchez no han hablado de negociaciones para formar gobiernos autonómicos y municipales.

Publicidad

Comentarios