Cataluña ha decidido tomar medidas drásticas y confinar en sus casas a 70.000 vecinos de la localidad de Igualada y sus alrededores. Para evitar la propagación del coronavirus, nadie podrá entrar ni salir de estos municipios.

Publicidad

A las 00:00 horas de este viernes, Igualada echaba el cierre. Cataluña decidía tomar medidas para evitar que se propague el coronavirus, atajando uno de los focos de la región. La Generalitat cerraba el día con 319 positivos y se confirmaban 135 nuevos casos. La previsión es que en los próximos días se produzcan nuevos infectados, por lo que decidía confinar a 70.000 personas de la localidad más afectada.

La situación es especialmente crítica en la cuenda del Ódena, en la comarca del Anoia. Por eso, y al empeorar, la Generalitat decidía confinar a sus habitantes. El foco había pasado en menos de 24 horas de 20 a 49 positivos. De ellos, 33 son de profesionales sanitarios. Algo que hizo saltar las alarmas.

Por la noche, horas más tarde, los contagiados subían ya a 58. Ante la situación, la Generalitat ordenaba el confinamiento de la población de Igualada y de sus vecinas Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Ódena. 

En total, 70.000 personas. Todas ellas, desde las 21:00 horas empezaron a sufrir restricciones de movilidad. Y desde esta medianoche no pueden ya ni salir ni entrar a esta zona cero nadie.

El hospital de la zona, además, tiene al 20% de su plantilla en cuarentena. Por eso, se ha aplazado toda actividad que no sea urgente. Solo se han mantenido las visitas, pruebas e intervenciones cruciales, como los tratamientos oncológicos o de diálisis.

Cataluña

A nivel autonómico, la evolución del coronavirus en Cataluña ha llevado a la Generalitat a activar la fase de emergencia 1 del Plan de Protección Civil. Se han dado positivos entre los controladores aéreos del Prat y en el Ayuntamiento de Barcelona hay 145 personas en cuarentena preventiva. Entre ellos, la propia alcaldesa, Ada Colau.

La Generalitat decretaba también el cierre de todos los centros escolares, desde este viernes hasta dentro de 14 días, como mínimo. Se ha animado a las empresas a implantar el teletrabajo en la medida de lo posible y la flexibilización de turnos. Y ha sugerido anular las actividades de ocio.

También se cerrarán los centros de día de ancianos, centros cívicos y ludotecas. Y extrema las precauciones en centros de día y salud mental y residencias. Además, estudia reducir la ocupación de los transportes públicos, sobre todo en el Área Metropolitana.

Publicidad

Comentarios