Cataluña ha decidido dejar a Barcelona en la fase 0 y pedir el pase a la 1 solo para Lérida, Gerona y el área central de la comunidad. Estudia, eso sí, implantar medidas intermedias de alivio.

Publicidad

La Generalitat de Cataluña ha decidido dejar a Barcelona en la fase 0. Basándose en las recomendaciones del comité técnico de Protección Civil de la comunidad, ha propuesto que la ciudad y su área metropolitana sur y norte se mantenga en la fase inicial de desescalada. Así, solo ha pedido el pase a la fase 1 para Lérida y Gerona, además de la parte central.

Barcelona y su área metropolitana concentran el 66% de la población catalana. Así que más de la mitad de la comunidad se quedarán en fase 0. Aunque se esperan medidas intermedias de alivio.

La consejera de Salud de Torra, Alba Vergés, y sel secretario de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix, anunciaban la decisión en rueda de prensa. Sí pedirán el pase de fase para Gerona, Lérida y la Cataluña central. Estos territorios sí están en condiciones, dicen, de pasar a la etapa 1 el próximo lunes 18 de mayo.

Para decidirlo, han tenido en cuenta los factores epidemiológicos de riesgo, que incluye la incidencia acumulada y el índice de transmisión. También han analizado la capacidad asistencial, por si hubiera rebrotes, la capacidad de diagnóstico de nuevos casos y el seguimiento de éstos.

Vergés ha indicado que todas las regiones sanitarias, incluida Barcelona, presentan un riesgo moderado de rebrote. Aunque la capital catalana concentra un alto volumen de de población. Lo que hace que «en estos casos extrememos la prudencia».

Medidas intermedias

La responsable de Salud ha anunciado también que se está cerrando con el Ayuntamiento de Barcelona una salida intermedia para la ciudad. Y sus regiones metropolitanas. Serían medidas de alivio pero no han sido concretadas porque aún no se han cerrado.

Actualmente, sólo el Alto Pirineo-Arán, el Campo de Tarragona y las Tierras del Ebro han pasado a la fase 1. Y así seguirán al menos hasta el 25 de mayo, cuando está previsto que se pase a la fase 2.

Con su decisión, Barcelona irá dos semanas por detrás en el plan de desescalada respecto a la mayor parte de las regiones, que ya están en fase 1.

Publicidad

Comentarios