Manuel Chaves ha analizado por primera vez el juicio de los ERE tras la sentencia emitida por el tribunal. Y balbucea sobre la implicación o no del PSOE en el mismo.

Publicidad

El expresidente de Andalucía Manuel Chaves ha analizado por primera vez el juicio del caso ERE. Y lo ha hecho para defenderse después de haber sido condenado a 9 años de inhabilitación por prevaricación. Además, balbucea a la hora de contestar si el PSOE tuvo implicación o no.

Fue el pasado martes 19 de noviembre cuando se conocía la sentencia por el caso de los ERE. Este viernes, Chaves, uno de los condenados, se pronunciaba públicamente por primera vez. Lo hacía en una entrevista para Cadena Ser.

En ella, Chaves remarcaba que nunca le avisaron de que estuviera cometiendo una ilegalidad. O de que se estuvieran utilizando fondos públicos de manera fraudulenta. El expresidente andaluz se ha defendido asegurando que sólo tomó una decisión política. Y esa fue la de ayudar a despedidos mayores de 55 años en empresas en crisis. Asegura también que nunca tuvo en sus manos informe alguno que señalara lo contrario. Sí admite que hubo informes intermedios que hablaban de desajustes. Pero que nunca llegaron a Presidencia. Se quedaron, según él, en escalafones menores de la Junta.

Chaves ha insistido en que la sentencia no es firme aún. Pero sí dice respetarla aunque no compartirla. Porque, dice, “ninguna” de las decisiones de su Consejo de Gobierno “se ha tomado ilegalmente”. Por el contrario, han pasado los “trámites necesarios y todos los controles necesarios”.

“La Junta nunca, y digo nunca, tuvo una advertencia por parte de la Intervención General de que el procedimiento fuera ilegal o pudiera producir un menoscabo de los medios públicos”, ha dicho Chaves.

“A mí se me acusa por ser presidente de que aprobaba los presupuestos y las modificaciones presupuestarias, pero es que llegaban con todos los trámites cumplidos”, se ha defendido. Y se pregunta por qué en 10 años nadie en el Parlamento andaluz detectó esas ilegalidades. Incluso, recuerda, había quien pedía que esas partidas se ampliaran. “Es raro, ¿verdad?”, ha dejado en el aire.

Presiones

El expresidente andaluz ha denunciado que el caso de los ERE ha sido “muy mediático” y que ha estado sometido a “presiones políticas”. Por eso, se ha creado en torno a los acusados un “ambiente de culpabilidad”, según Chaves. Y lejos de la presunción de inocencia, ha habido una “presunción de culpabilidad hacia todos nosotros”.

Chaves ha admitido que se sintió “muy sorprendido” por el fallo judicial. Y que aún no tiene listo su recurso al Supremo. Pero sí ha adelanto que estará basado en que sólo tomó una decisión política. “El presidente no conoce los procedimientos porque no los tiene que conocer, toma una decisión (…) yo no puedo saber cuánto dinero se le da, ni las condiciones a cada trabajador…”, se ha defendido.

Balbuceos

Manuel Chaves se ha mostrado contundente al asegurar que ya asumió su responsabilidad política dejando su escaño, su cargo y la militancia en el PSOE. Y cree que no tiene que pagar más en los tribunales. Sí admite que se equivocó al elegir a ciertas personas.

Los balbuceos llegaban al preguntar Ángels Barceló si se trataba de un caso del PSOE. Hasta diez segundos ha tardado en responder el expresidente. “Bueno, ha sido un caso… claro, al final, ha sido un caso de… ehm… ha sido un caso… A ver si yo también lo digo con claridad”, ha dicho.

Finalmente, admitía que es un caso “de gente socialista o miembros del PSOE que han estado en la Junta de Andalucía”. Y entiende que la gente asocie el caso con los socialistas, pero recuerda que él ya no tiene carné, y lanza un mensaje a simpatizantes y votantes: “En ninguna línea dice que haya algún miembro del PSOE que se haya enriquecido, ni que se haya financiado el partido ilegalmente, que se se haya financiado una campaña electoral, en ninguna línea habla de una red clientelar del PSOE”.

Además, ha sacado pecho al asegurar que el caso saltaba por ayudar a los parados mayores de 55 años. Es decir, por la política social del PSOE.

Y en cuanto al apoyo recibido de dentro de su partido ha asegurado que siempre han defendido su honestidad. Respecto a José Antonio Griñán, el otro expresidente andaluz condenado, ha señalado que ha tenido “miles” de apoyos de militantes. Y que ha sentido su “solidaridad”.

Publicidad

Comentarios