El 44% de los electores votó el pasado 10-N influido por el conflicto independentista. Así lo refleja el barómetro del CIS, que eleva a cuarta preocupación para los españoles la independencia de Cataluña.

Publicidad

La independencia de Cataluña es la cuarta gran preocupación de los españoles según el último barómetro del CIS. Realizado en el mes de noviembre, la lista de problemas la encabeza el paro, seguido de la política y la economía. Y, en cuarta posición, el conflicto catalán. Tanto es así que el 44% de los electores votó el pasado 10-N influido por la situación.

El conflicto, de hecho, escala posiciones respecto al barómetro del CIS de septiembre, cuando se situaba en el puesto 13 de los problemas que preocupaban a los españoles.

Tras la sentencia del Supremo y los disturbios, el 43,9% de los electores afirma que sus votos se vieron influidos por la situación. Por el contrario, el 54,6% asegura que votó el pasado 10-N sin tener en cuenta Cataluña.

El nuevo barómetro se ha elaborado tras realizar una encuesta entre el 28 de octubre y el 9 de noviembre. Por eso, refleja a la perfección el estado preelectoral de los españoles. Y de la importancia que otorgaban a determinadas cuestiones. Algo que, sin duda, influyó en su voto.

Entre las opciones, el 26,4% reconoce que la situación en Cataluña reforzó su intención de voto inicial. Por su parte, al 7,4% de los electores, la cuestión catalana les incentivó a votar aunque tenía dudas o no pensaba ir a las urnas. Sólo a un 3,3% le llevó a votar a un partido distinto al que pensaba apoyar en un principio. Y al 2,5% le incentivó a no votar o a abstenerse.

Entre ese casi 44% que reconoce que se vieron influidos por el conflicto independentista, el 60,1% vio reforzada su intención de voto. Y un 17% se sintió incentivado a votar. Sólo a un 7,4% los disturbios les llevaron a votar diferente a lo que pensaron en un primer momento. Y al 5,7% le llevó a abstenerse o a no ir a votar directamente.

Sin resultados electorales

En este último barómetro, el CIS no publica resultados electorales por estar realizado muy cerca de los comicios. Sí evalúa la situación política y económica. También la percepción de los ciudadanos sobre sus problemas y la intención de voto.

Lo que sí refleja este informe es que a la hora de votar a un partido, los electores tienen en cuenta que defiendan “los intereses generales” (30,1%). Después, “que cumpla sus promesas electores” (14,9%). En tercer lugar, los que buscan que representen sus mismas ideas (14,3%). Y, por último, que les “inspire confianza” (13%).

Además, para el 37,3% la principal motivación para ir a las urnas fue “intentar evitar que puedan ganar partidos de derechas”. Para el 16,7% fue precisamente lo contrario, “intentar evitar que ganen partidos de izquierdas”.

Antes de la campaña electoral, un 63,8% de los electores tenía ya decidido su voto. El 14,2% lo decidió durante la propia campaña. Y el 7% se decidió el mismo 10-N.

Publicidad

Comentarios