El barómetro del CIS en junio consolida al PSOE, ampliando de hecho su ventaja sobre el PP, que está en 11,2 puntos. Además, sube a Vox a tercera posición en el arco parlamentario mientras Ciudadanos baja ligeramente y Podemos se estanca.

La crisis del Covid-19 no sólo no ha pasado factura al PSOE sino que lo ha reforzado. Es lo que se desprende del barómetro del CIS del mes de junio, publicado este miércoles. Con un escenario parecido al de mayo, la encuesta amplía la ventaja de los socialistas sobre el PP y sube a Vox a tercera posición en el arco parlamentario.

Si en las elecciones de noviembre el PSOE llegaba al 28% de los votos, ahora estaría en el 31,2%. Así, los españoles no sólo no castigarían a los socialistas por su gestión sino que los respaldarían más aún. Además, los de Sánchez amplían su ventaja con el PP, del que le separan ya 11,2 puntos.

Por su parte, el partido de Pablo Casado perdería tres décimas respecto a mayo. Se frena así en el 20% de los votos en un mes en que cambió su estrategia. Los populares se instalaron en el ‘no’ a las prórrogas del estado de alarma. El cambio de criterio, en vista de los resultados del CIS, ha servido para perder apoyos.

En cambio, Vox sube de nuevo y recupera la tercera posición parlamentaria. Los de Abascal parecen haber ganado con las caceroladas y la manifestación contra la gestión del Gobierno. En el anterior barómetro había caído pero ahora se recupera, ganando 1,2 puntos en apenas unas semanas.

Por su parte, Ciudadanos baja ligeramente. Desde el 10,5% de mayo al 9,4% de junio. La caída coincide con su consolidación como socio puntual del Gobierno de Sánchez, apoyando las prórrogas del estado de alarma.

Por último, Podemos se estanca y se queda prácticamente igual que hace un mes. De hecho, pasa del 11,5% de los votos a un 11,4%. Una diferencia mínima.

Por bloques

En cuanto a los bloques, la izquierda sumaría el 43,9% de estimación de voto. El centro derecha se quedaría en el 42,4%. Ligeramente inferior, por lo que podría repetirse el Gobierno de coalición.

Más del 50% de los votos irían, además, a los dos grandes partidos, PSOE y PP. En las anteriores elecciones, se quedaron a punto de lograr esta meta de mitad de electores.

Si se comparan los resultados del CIS con las elecciones de noviembre, Ciudadanos es, sin duda, el partido que más crece. Desde el 6,8% de los votos que obtuvo entonces, pasaría al 9,4%. Lo que supone casi el doble.

Entre los independistas, ERC bajaría desde el 3,6% de noviembre al 2,6% de ahora. Hasta un punto cae JxCAT por su parte. Tampoco alcanza su cuota de las pasadas elecciones PNV, que se quedaría a dos décimas de lo logrado entonces en las urnas.

Comentarios