El CIS pronostica de nuevo que el PSOE arrasaría en unas nuevas elecciones. Eso sí, en una encuesta realizada antes de la convocatoria del 10-N y sin contar con Errejón, que ya ha anunciado su candidatura.

Publicidad

El CIS atribuye una estimación de voto al PSOE del 34,2% en su barómetro de septiembre. Eso supone cinco punto sobre el resultado en las elecciones generales de abril. Los socialistas doblarían al PP, que lograría un 17,1%. Eso sí, el sondeo no tiene en cuenta ni la convocatoria de comicios ni tampoco la entrada en el panorama nacional de Errejón y su plataforma Más País.

Según el sondeo del CIS, Ciudadanos sería el partido que peor parado sale en comparación con el 28 de abril. Los de Rivera se dejarían tres puntos por el camino, bajando hasta el 12,9%. Casi los mismos que Vox, que bajaría al 7,5%. Por su parte, Podemos subiría casi punto y medio, logrando un 15,5%.

En este caso se ha sumado el resultado de En Comú Podem e Izquierda Unida. Desde el CIS aseguran que ellos suman pero la gente los diferencia. De ahí que hayan decidido incluirlos como si de formaciones propias se trataran.

A diferencia de otros meses, además, el CIS ha publicado esta vez la estimación de voto y no la intención directa de voto.

La encuesta de septiembre se realizó entre el 11 y el 18 de septiembre, antes de la convocatoria de elecciones para el 10-N. Tampoco estaba sobre la mesa el partido de Errejón, ya que se anunció este pasado domingo y se confirmó este pasado miércoles.

Hartos de los políticos

El barómetro del CIS también ha recogido las opiniones sobre la actualidad económica y política. Hasta el 45,3% de los encuestados (siete puntos más que hace dos meses) considera a los políticos como uno de los principales problemas.

El desempleo es la principal preocupación para el 36,2% de los encuestados. Además, para el 50%, la situación económica es mala o muy mala. Y el 29% considera que es peor que hace un año. Las perspectivas, además, no son buenas, ya que solo un 12,4% confía en que la situación mejore en 2020.

Si se atiende a la valoración de los líderes políticos, todos suspenden. Con un 4,3 sobre 10 se sitúa Pedro Sánchez. No llega al aprobado y además pierde tres décimas respecto al barómetro de julio.

Le siguen empatados a 3,2 puntos Albert Rivera y Alberto Garzón. Pablo Iglesias baja e iguala ahora a Pablo Casado, ambos con un 3,1. El líder peor valorado sigue siendo Santiago Abascal, que se queda en el 2,2, una décima menos que en julio.

Publicidad

Comentarios