La exconsejera de Educación catalana Clara Ponsatí se ha entregado a la policía escocesa para ser juzgada en España por el 1-O. Antes del comienzo de su juicio de extradición y tras admitir las autoridades británicas la euroorden.

Publicidad

Clara Ponsatí acudía este jueves a una comisaría de Edimburgo acompañada por su abogado. La exconsejera de Educación catalana, profesora en la Universidad de St. Andrews, se entregaba así a las autoridades británicas antes de que empezara el proceso de extradición en la Corte del Sheriff de la capital escocesa. Ponsatí se enfrenta a un delito de sedición, castigado hasta con 15 años de prisión.

El abogado de Ponsatí ha confirmado que las autoridades han aceptado la euroorden emitida por España. Aunque en un primer momento la rechazaron. Sin embargo, la Audiencia Nacional española ha hecho las aclaraciones oportunas sobre los delitos que afronta la exconsejera.

Ponsatí avanzaba ya que rechaza el cargo de sedición. Y aseguraba que “más de dos millones de votantes catalanes creen que esta orden es un intento sistemático de criminalizar la lucha por la independencia”.

La Agencia Nacional Contra la Delincuencia de Reino Unido ha aceptado tramitar la euroorden contra Ponsatí. Después de recibir las aclaraciones del instructor del Supremo Pablo Llarena.

Huidos

Al margen de la exconsejera de Educación, otros seis líderes independentistas están huidos de la Justicia. Junto a Carles Puigdemont, los exconsejeros Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig se encuentran en Bélgica.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel se encuentran ambas en Suiza.

Publicidad

Comentarios