El compromiso que María Chivite ha lanzado en su discurso de investidura en Navarra no ha sido otro que el de crear un Gobierno de “centralidad”. Además, ha defendido los “acuerdos entre diferentes”.

Publicidad

La candidata del PSOE navarro a la Presidencia de Navarra, María Chivite, se enfrentaba este jueves a su debate de investidura. En el arranque, ha defendido la “pluralidad”, que “exige acuerdos entre diferentes”. Y lanzaba un compromiso: crear un Gobierno “de centralidad”.

Chivite recordaba que los acuerdos darán “una prosperidad que permita avanzar en la igualdad de oportunidades, en la cohesión social y territorial“. También “en la innovación como eje del desarrollo”.

Durante su discurso, la futura presidenta de Navarra ha reclamado que esos acuerdos entre desiguales sirvan también para “avanzar en la convivencia”. Y que “no sea utilizada como arma arrojadiza sino como valor añadido”.

La candidata socialista ha recordado que estos pactos no son nuevos. Y que ya se dan en otras instituciones. Donde, además, se han demostrado ser eficaces “cuando los actores se sitúan en la centralidad política”.

Convencida se ha mostrado, además, de que “los gurús del desastre tendrán que virar de posición” por esa centralidad. Ha destacado que las propuestas de su Ejecutivo serán “equilibradas, sensatas, razonables y razonadas”. Y que “procuraremos siempre atender al interés general”.

También ha mostrado su compromiso con “el respeto a la diferencia” en Navarra. Una comunidad que, dice, “no es ni homogénea ni uniforme”. “No lo es ni desde un punto de vista social, ni territorial, ni ideológico”, ha dicho.

Apoyo silencioso de Bildu

María Chivite cuenta con el apoyo de su partido, el PSN, además del de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. En total, suman 23 escaños, a tres de la mayoría absoluta.

Por eso, la líder socialista necesita de la abstención de Bildu, que ha confirmado que posibilitará la investidura. Aunque no será en primera votación, donde se requiere mayoría absoluta. Será en la segunda, con necesidad solo de mayoría simple. Y, además, Bildu ha asegurado que solo dará las abstenciones necesarias. Es decir, cinco de los siete parlamentarios que tienen. Los otros dos votarán en contra.

Publicidad

Comentarios