El PNV está dispuesto a apoyar un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. Eso sí, con sus propias condiciones. Entre ellas, que puedan negociar un acuerdo programático.

Publicidad

Tras fijarse la fecha de investidura, los partidos van confirmando sus posiciones. El PNV, que es clave para lograr la mayoría, no se opone a un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. Aunque tiene sus propias condiciones. Entre otras, que se acuerde con ellos el programa.

Fuentes del PNV señalan que tienen experiencia en coaliciones y que, por eso, la fórmula no les preocupa. Pero insisten en que no pueden dar su voto por hecho. Exigen como condición una negociación. Y ya se han puesto manos a la obra, pues este miércoles han reanudado los contactos con el PSOE.

Abstención como mínimo

Pese a sus condiciones, el PNV ha asegurado que su voto no sería negativo en ningún caso. Pero sí podrían abstenerse si no funciona la negociación. Para ellos no es un problema, además, que haya ministros de Podemos en el futuro Gobierno. Una herramienta más de presión hacia Sánchez, que rechaza esta vía.

Con el apoyo de nacionalistas vascos y el PRC (el único partido que a día de hoy se ha comprometido a apoyar la investidura), más el de Podemos y Compromís, a Sánchez solo le bastaría la abstención de ERC para sacar adelante su presidencia en segunda votación. Y es que en primera ronda se quedará en 173 síes, según estas sumas.
Eso si consigue el apoyo de Podemos, el cual no está claro. Y es que Iglesias insiste en incluir a miembros de la formación morada en el Ejecutivo. Mientras, Sánchez rechaza esta vía, ofreciendo solo puestos de segundo nivel administrativo e institucional.
Publicidad

Comentarios