El Congreso ha avalado, como estaba previsto, la prórroga del estado de alarma 15 días. Es decir, hasta el 12 de abril. Sin los independentistas, que se han abstenido, y con lluvia de reproches a Sánchez en una sesión con apenas 40 diputados ocupando sus escaños físicamente.

Publicidad

El Pleno del Congreso aprobaba entorno a las 2 de esta madrugada la prórroga del estado de alarma por 15 días más. Una propuesta que realizó Pedro Sánchez el pasado domingo y que los partidos de la oposición han apoyado. Lo han hecho en un debate en el que no han faltado los reproches al presidente del Gobierno y en el que los independentistas se han abstenido.

La sesión plenaria arrancaba a las 15:00 horas de este pasado martes. Apenas 40 diputados ocupaban físicamente sus escaños. El resto, seguía la jornada de manera telemática. La situación excepcional permitía que 306 diputados pudieran votar desde casa.

La prórroga del estado de alarma era apoyada por los partidos del Gobierno, -PSOE y Unidas Podemos-, pero también por el PP, Vox, Ciudadanos, Más País, Compromís, PNV, UPN, CC-NC, Foro Asturias, PCR y Teruel Existe. Solo los independentistas ERC, Junts, Bildu y CUP se abstenían. Consideran que las medidas del Ejecutivo son insuficientes.

En el Pleno también se han debatido cinco decretos leyes y se rechazaban las propuestas de Vox, ERC, Cs, Bildu, Junts y BNG para modificar el alcance de las medidas del Gobierno.

Sí se aprobaba la propuesta de PNV de que el Gobierno informe de manera semanal al Congreso de las medidas. También Salvador Illa comparecerá ante la comisión de Sanidad, convertida en comisión de seguimiento del coronavirus. Una decisión que reclamaban desde el PP hacía días ya.

Lluvia de reproches

Aunque la oposición respaldó la prórroga no faltaron los reproches. El PP cuestionó las medidas que han ido tomando. «Si tan bien lo han hecho, ¿por qué España es el segundo país con más muertos?», preguntó Pablo Casado. Sánchez se escudó en los consejos de los científicos. A lo que Vox pidió que se dieran sus nombres «para no volver a confiar en ellos».

El Congreso cuestionó una gestión «tardía, «poco eficaz», «insuficiente» e incluso «negligente».

Duro con Sánchez pero apoyando en todo momento la unidad y lucha común contra el coronavirus, Casado pidió respuesta «urgente y eficaz» a la mayor crisis económica, social y sanitaria de los últimos 80 años. Y cargó contra la falta de medios y material de protección. Pidió además a Sánchez que «no defraude a los españoles una vez más» y aseguró que «nunca un Gobierno con tantos poderes ha sido capaz de hacer menos».

Tampoco dudó en afear a Sánchez sus intervenciones. «Nuestro país no está para más mítines ni para manuales de resistencia. Los españoles necesitan soluciones, no promesas».

Muy crítico también Santiago Abascal. El líder de Vox aseguró que el Gobierno «lo ha hecho todo tarde y todo mal». Les acusó de mentir y ocultar información y les advirtió que desde su partido no descansarán hasta que asuman responsabilidades por la mala gestión de la crisis.

Desde Cs se criticó el tiempo perdido del Gobierno. Y ERC solicitó la paralización de toda la actividad no esencial. Algo que apoyaron Bildu, CUP y Junts. Lo mismo pidieron también Más País.

Publicidad

Comentarios