El Congreso ha dado un ultimátum a Sánchez para que busque en quince días una alternativa al estado de alarma. Pese a que logró aprobar la cuarta prórroga, Ciudadanos ha asegurado que no volverá a votar a favor. Y el PP pasará de la abstención al ‘no’.

Publicidad

El Gobierno sacaba este miércoles ‘in extremis’ la votación de una nueva prórroga del estado de alarma. Lo hacía gracias a sus negociaciones con PNV y Ciudadanos. Sus síes le permitieron alargar quince días más esta situación excepcional. Sin embargo, junto a la abstención del PP, dejaron claro que no apoyarían una quinta prórroga, por lo que Sánchez tiene dos semanas para buscar una alternativa. El presidente se enfrenta a un ultimátum parlamentario por un lado y a un desconfinamiento por el otro.

Una desescalada que desde el Gobierno insisten en que será difícil de controlar sin estado de alarma. Entre otras cosas, dicen, porque sin esta situación, no podrían prohibir la movilidad de los ciudadanos. Algo que los expertos no recomiendan. Previsto para la fase 3, los movimientos poblaciones entre las provincias sería imposible de prohibir sin estado de alarma.

Pero todo parece indicar que Sánchez tendrá que buscar alternativa. El Gobierno ya se ha comprometido a desvincular los ERTE por causa de fuerza mayor al estado de alarma. Y otras muchas medidas tendrán que tener sus propios decretos ley para poder seguir en vigor.

Sánchez sacó la nueva prórroga por 178 votos, muy alegados de los 269 que logró en la primera votación. Poco a poco, ha ido perdiendo apoyos por el camino. Si hasta ahora el PP había votado a favor, este miércoles ya se abstuvo. Y amenazó con votar en contra si se pide una nueva prórroga. Inés Arrimadas, desde Ciudadanos, también votará no en la próxima.

El Gobierno insiste en mantener el estado de alarma seis semanas más. Las mismas que está previsto que dure el desconfinamiento. Sin embargo, el Congreso le ha dejado muy claro que debe buscar un plan b. Una alternativa que permita restringir los movimientos y seguir controlando al Covid-19. 

Alternativas posibles

A Pedro Sánchez no le quedan muchas alternativas. Podría negociar con el PP un estado de alarma a la carta. Aunque no parece algo viable dada la relación entre el presidente y el líder popular.

Los expertos juristas aseguran que podrían tomarse medidas similares al del estado de alarma si los presidentes autonómicos las autorizaran junto al Gobierno central y Sanidad. También parece difícil, ya que algunos de ellos funcionan por interés particular.

Y hay quien apela a la ley General de Salud Pública o la ley de Seguridad Ciudadana. Pero ninguna cumple todos los requisitos para seguir confinando a la gente en sus casas.

Sea como fuere, Sánchez salió del Congreso sabiendo que tiene quince días para buscar una alternativa. Algo que le hará cambiar la gestión del estado de alarma. Y tiene muy difícil encontrar una solución con la que estén de acuerdo todas las partes.

Publicidad

Comentarios