¿En qué consiste el segundo grado penitenciario? Es el más habitual entre los presos de las cárceles españolas y es al que se tienen que someter los condenados por el 1-O, al menos de momento.

Publicidad

Las juntas de tratamiento de las cárceles en las que están los presos del 1-O han determinado que cumplan el segundo grado. Pero, ¿en qué consiste?

Se considera que el segundo grado es el más habitual en las prisiones españolas. Es el régimen ordinario, en el que se vive y duerme en prisión. Y en el que se permite acceder a los permisos ordinarios de salida.

Por delante está el primer grado, un régimen estricto reservado a presos peligrosos o inadaptados. Y por detrás el tercer grado, que supone una vida en semilibertad. Es decir, pasar el día fuera y dormir en la cárcel. Con permisos de fin de semana.

Se permiten los llamados permisos ordinarios de salida. Están limitados a un total de 36 a lo largo del año. Y repartidos siempre de forma proporcional. No se pueden unir más de siete días seguidos.

Se necesita para ello el segundo grado pero también haber cumplido una cuarta parte de la condena impuesta. Ninguno de los presos del 1-O ha alcanzado esta cuota aún. Los primeros en llegar a ella serán ‘los Jordis’, que tienen las condenas más bajas. Y, además, entraron antes en prisión provisional.

En cambio, Oriol Junqueras, con la pena más alta, tendría que esperar a enero de 2021 para disfrutar de estos permisos.

A pesar de que las juntas han tomado una decisión, ahora serán los Servicios Penitenciarios los que confirmen o no la misma. Para ello tienen un plazo de dos meses. Si se confirma el segundo grado, los abogados de los presos pueden recurrir la decisión y solicitar un régimen más favorable. Principalmente, la concesión del tercer grado.

Condena ¿completa?

Las prisiones revisan periódicamente la clasificación de los internos. Por lo que más adelante se puede proponer de nuevo la semilibertad para los condenados.

Lo más probable es que primero se les aplique un segundo grado más flexible. Con él, los presos pueden salir de la cárcel varios días a la semana para trabajar o realizar voluntariado. Es el régimen del que actualmente dispone Iñaki Urdangarin.

Publicidad

Comentarios