El contagio del coronavirus seguirá creciendo en España al menos diez días más. Son las previsiones de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Publicidad

Nadie está a salvo del coronavirus ni tampoco de sus complicaciones. Incluso los más jóvenes y sanos. Así de claro fue este pasado lunes Fernando Simón durante su rueda de prensa, en la que se actualizaron los datos de infectados y muertes. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha advertido que la curva de contagios seguirá creciendo en España al menos diez días más.

La cifra de nuevos positivos sigue disparada en crecimiento. Y no parece frenar. Con 9.191 casos, España ha superado ya a Corea del Sur y es el cuarto país con más infectados tras China, Italia e Irán.

En el peor de los casos, ese ritmo de contagios seguirá creciendo durante diez días. A diario se registra un 25% más de casos. Y continuará a ese ritmo «unos cuantos días más». «No sabemos si serán tres, dos, siete…», decía Fernando Simón. Éste pronosticaba también que el pico de contagios alcanzará «un número importante». Por eso, insistió en las medidas de aislamiento.
Solo un cumplimiento estricto tendrá un impacto «rápido y drástico», pero no inminente. El confinamiento en casa permitirá que la curva de ascenso vaya hacia abajo.

Resultados

Aunque las medidas tendrían que hacer efecto ya, sus resultados no se verán hasta dentro de una semana. El periodo de incubación es de dos a 14 días, por lo que durante unos días seguirá habiendo casos nuevos. Hasta llegar a esos diez días de subida sin freno.
Ante el panorama, Simón ha reconocido que el aislamiento durante dos o más semanas no será difícil. Por eso, «si no mantenemos la tensión, todo el esfuerzo de los primeros días no habrá servido para nada».

Tasa de mortalidad

En España, la tasa de mortalidad es menor que en Italia. Frente al 3% de aquí, la letalidad italiana roza el 6%. Sin embrago, si se comparan con otros países europeos, las cifras españolas no son positivas. En Alemania, con más de 7.200 contagios, solo se han registrado 16 muertes, frente a las 340 de España y sus más de 9.000 casos.

La mortalidad en España se concentra en personas de más edad y en las que tienen patologías previas. Sin embargo, Simón ya ha avisado de que cada vez hay más infectados en UCI que ni son mayores ni tienen patologías de base.
De hecho, fallecen más enfermos de entre 60 y 65 años de la que podrían prever al inicio. Por eso, Simón ha advertido de que los adultos jóvenes y sanos, que a priori no forman parte del grupo de riesgo, no están libres de complicaciones.
Publicidad

Comentarios